Saturday, March 30, 2013

El demonio

En aquel cuarto, en la casa en general, había un silencio casi completo el poco ruido que se escuchaba era de algunos aparatos eléctricos y un reloj mecánico que marcaba los segundos.

En la cama, en la única habitación que no se encontraba llena de basura o cajas de cartón, se encontraba dormido un hombre el cual despertó sin razón aparente.

-Que raro...- Pensó el hombre mientras lentamente comenzaba a examinar los alrededores, necesitaba lentes para ver pero no estaba tan ciego como para no poder distinguir algo fuera de lugar, vio la silla con su ropa sobre de ella, el ropero que servia mas de librero que ropero, el escritorio con aquella vieja computadora que unicamente usaba para mandar sus avances de investigación al director del Instituto, las luces de un módem que parpadeaban sin parar, una vieja lampara de color cobrizo al borde del escritorio casi para caerse, cuadernos y una lata enorme donde descansaban lapices, plumas, correctores, gomas para borrar, compases y reglas cortadas o rotas, en la pared donde se encontraba pegada la cama un cuadro de una pipa y la frase ceci n'est pas une pipe escrita debajo de la pipa, la ventana a la izquierda de el estaba cerrada, cubierta por una tela que impedía que entrara el sol cuando amaneciera, la puerta, del lado opuesto a la ventana, estaba ligeramente entre abierta y parecía moverse lentamente, meciéndose de un lado a otro.

De todo esto nada parecía fuera de lugar a excepción del movimiento de la puerta, lo único que se le ocurrió en ese momento, siendo que no había ninguna corriente de aire, es que hubiera alguna clase de sismo ligero y eso fue lo que lo despertara.

Espero por unos cinco minutos pero no paso nada ya, la puerta se quedo en su lugar y la campana de viento no hizo ningún ruido, siendo ese el caso decidió nuevamente conciliar el sueño pero no pudo, cada vez que trataba de cerrar los ojos sentía una horrible sensación, le consumía el terror por completo y de inmediato regresaba en si, la piel la tenia eriza y el corazón de pronto saltaba, sentía la necesidad de consumar el sueño y cada vez era mas tiempo el que duraba con los ojos cerrados pero no sin sentirse de la misma manera, ya para el quinto intento volvió a examinar sus alrededores, le daba el presentimiento de que algo estaba adentro de su casa o que alguien lo vigilaba, no encontraba a nadie en la oscuridad pero le llamo la atención que nuevamente la puerta comenzaba a moverse ligeramente, lentamente abriéndose sin hacer ruido ni provocar que la campana de viento.

-¿Quien anda ahí?- No hubo respuesta, solo la puerta que termino por abrirse y de pronto el sonido de la campana de viento, el pasillo se miraba oscuro y no había fuente de luz mas que la poca luz lunar que podía pasar por la tela, sus oídos le traicionaban o no le dejaban escuchar los pasos o movimientos de alguien en el pasillo.

-Duerme...- La voz sorprendió al hombre quien de inmediato tomo sus lentes y los acomodo mientras que buscaba algo a su alrededor, buscaba lo que fuera a estas alturas siendo que la voz se escuchaba justamente a su izquierda, como si le hubieran susurrar al oído. -Duerme...-

-¿Quien es, que esta haciendo aquí?- Pregunto el hombre, se encontraba calmado, no le tenia miedo a que alguien tratara de robarle lo poco de valor que tenia, tenia miedo que le dieran un balazo o que lo acuchillaran.

-¿Que quieres tu?- Pregunto nuevamente aquella voz extraña, ahora parecía que le susurraba al oído. derecho y por reacción miro hacia ese lado pero la sospecha que le dio el súbito cambio de lado le dejo alerta y en búsqueda de algo mas.

-¿Que?-

-¿No quieres nada en la vida?- La pregunta tenia un tono burlón

-¿Donde estas, quien eres?- El hombre había caído en cuenta rápido de que pasaba y posiblemente quien o que era, decidió no seguir el juego.

-Mi nombre no importa, lo único que debe importarte es que yo te puedo dar todo lo que quieras por un pequeño costo-

-Mi alma, quiero suponer-

-Puede ser, tal vez podamos trabajar con algo mas si no deseas vender la tuya-

-No hago tratos con demonios menores, no te conozco y aun así se que eres basura, vete, tengo que trabajar mañana temprano-

-Eres muy estúpido si crees que me voy a ir con las manos vaciás- La voz cambio rápidamente de tono, estaba enojado fuera lo que fuera y el hombre sintió un ligero aire caliente cruzando desde la puerta.

-El estúpido eres tu, esta es mi primera y única advertencia, dejame en paz o me te hago cenizas y te mando con el tío Luci-

-Tan tonto, cree que tiene alguna clase de voluntad- La risa que le siguió a esas palabras era castrante, como si rasparan uñas o clavos contra un pizarrón, el hombre gruño ligeramente.

-¿Y tu la tienes? Por favor- El hombre se quito los lentes y se acomodo nuevamente en la cama para seguir durmiendo.

-¡Escuchame hijo de puta!- Las cobijas salieron volando y el hombre pudo observar como un pequeño remolino de viento se formaba en el interior de su cuarto. -¡Nadie me ignora, si por la buena no quieres entonces sera por la mala!-

-No sabes lo que estas diciendo- El hombre estaba perdiendo rápidamente la paciencia, el remolino no le impresionaba, tampoco la alza en la temperatura, el dolor de cabeza que sentía no era mas que un truco barato y los ecos de voces que no entendía tampoco le impresionaba.

-¡Dame tu alma mortal!- El hombre sintió como si de el quisieran sacar algo, un dolor punzante que le cruzo por el pecho, las extremidades sintiéndose frías y sudandole la frente y pecho.

-No, no creo, mejor vamos a ponernos al mismo nivel- La horrible voz continuo con aquella risa que mataba, con cada segundo que pasaba la oscuridad se hacia mas y mas profunda hasta que todo se encontraba completamente negro, el hombre se sumió en la marea de oscuridad, mientras lo hacia comenzaban a brotar serpientes luminiscentes de su interior que se enroscaban y entretejían una con otra hasta eventualmente formar un árbol. El plano visual abruptamente se dividió en dos, el negro donde brillaba aquel árbol. blanco y otro totalmente blanco donde brillaba un árbol. negro, en ambas instancias apareció una figura horripilante, era una criatura enjutada de piel estirada, arrugada, casi hasta los huesos, el pelo quebradizo y hacia todas direcciones, el rostro androgino con ojos amarillentos hundidos, perdidos y confundidos, la boca abierta como si hubiera reído y rápidamente se torcía en horror, los lóbulos de las orejas le colgaban hasta los hombros, unas uñas asquerosas, delgadas y negras salían de los dedos torcidos que eran parte de unas pequeñas manos, los pies eran un caso contrario, largos y estrechos, dedos gordos y reventados.

-¿Quien eres, que buscas y de donde vienes!- La voz era omnipresente, no tenia origen y parecía no estar destinada a alguien en especifico, era un eco profundo que parecía ser producido por cientos de gritos y llantos, de serpientes que siseaban, tan potente fue la voz que dejo horrorizada a aquella criatura que seguía mirando con temor y horror al árbol., rápidamente busco como hincarse y alzo ambos brazos hacia el.

-¡Mi señor, perdóneme!- Grito aquella criatura, su voz ahora no mas que un molesto llanto, todo lo opuesto a lo que inicialmente había presentado.

-¡Te atreves a amenazarme a mi, en mis nueve formas me visitas para molestarme con tus juegos estúpidos, tentándome para que me venda a ti que ni siquiera tienes nombre propio, yo que soy el árbol. en los dos planos!-

-¡No, mi señor, tenga piedad de mi, no sabia que era usted!- El árbol le azoto rápidamente con una de sus ramas y continua haciéndolo mientras que serpientes se separaban del cuerpo del árbol. para jalar a aquella criatura hacia una ranura que se abría en lo que parecía ser un enorme capullo, dentro de la ranura se podían observar una serie de hexágonos, unos mas grande que otros y cada uno dentro de otro mas grande, girando rápidamente con letras en una lengua desconocida, la criatura se resistía como podía, gritaba, mordía, trataba de rasgar las serpientes pero no tenia éxito en su tarea. -¡Por favor, piedad!-

-Te ofrezco la misma piedad que me ofreciste. Yo soy Juez y Preboste, yo soy Luz y Oscuridad, por mi pasa todo y yo soy todo, único e indivisible, mi poder y presencia activa en los nueve planos, maestro de dos, te he juzgado y te condeno a una muerte lenta y dolorosa-

-¡Piedad, piedad!- De las ramas mas altas comenzaron a descender pequeños gusanos blancos que pasaron por las serpientes hasta la criatura a la cual parecían salirse los ojos, los gusanos eran pequeños, no mas grandes de cinco centímetros, recubiertos con puás y con una boca rodeada de dientes, estos comenzaron a taladrar por la piel y la respuesta fueron gritos a todo pulmón que parecían reventarían a la criatura en dos. Los gusanos trabajaban lentamente, las serpientes terminaron de mover lo que ahora era un bulto hacia el interior del capullo, algunos de los gusanos comenzaron a cerrar el capullo mientras los que quedaban seguían su labor, aquella criatura viviendo en dolor total, los pulmones ardiendole como si hubiera inhalado azufre, como si mil puás ardiendo cruzaran cada milímetro de su cuerpo y a la vez como si el viento mas helado cruzara hasta lo mas profundo y estuviera a punto de tronar, el cuerpo inflamándose hasta ser casi del tamaño de aquel capullo.


Un extraño viendo cruzo por las ramas del árbol, paso con gran estruendo y produjo cientos de risas burlonas, malvadas, frías, cínicas, que parecían burlarse de aquel iluso demonio empotrado en el capullo.

Friday, March 29, 2013

Pus


Cuando estaba pequeño, mas o menos de seis o siete años, mi vicio era mi NES. Hubo un tiempo en el cual note que un punto verde se me formaba en el pulgar, no le di importancia y continué jugando. Así pasaron varios días hasta que el punto cubría casi todo mi pulgar derecho con un verde muy ligero y el centro con un color verde limón.

Fue hasta que le dije a mi madre que me llevo con un Doctor que vive cerca de la casa para quitarme la pus con una jeringa, no dolió, ni tampoco me dolía tener la pus por lo que para mi fue como si nada hubiera pasado, solo que ahora ya había pasado mi rito de iniciación como jugador, ya tenia la marca en el pulgar y un callo que me hacia digno de ser nombrado como tal.

Thursday, March 28, 2013

Diario del Misionero Owen Samson, 1930.

[La parte del diario de Owen Samson esta escrita en su mayoría por Bruno Enrique Mora Alfaro]

Archivo 00023914-1930-0003

Contenido del Archivo: Cuaderno con cubierta de cuero, fechado de 1930, no especifica día ni mes. Firmado por Owen Samson, entregado por el agente Sam Maxwell en Febrero 27 de 1930.

Expansión del contenido:
El cuaderno contenido esta divido en cuatro partes, las tres primeras contienen dibujos y notas con respecto a un viaje realizado a Níger, en África, durante principios de 1930. La ultima sección es un conjunto de hojas anexas que conforman un diario del autor original de los dibujos y notaciones primeras.

La primera parte contiene dibujos que, según menciona el autor, fueron creados por una tribu habitante del sur de Níger. La descripción de estos dibujos hacen intuición, primero, a un grupo de personas que llegarían del cielo en un ave, el autor menciona que ellos fueron inmediatamente relacionados en su llegada en avión con esta leyenda.

Seguido se encuentran varios dibujos donde se representan las estepas de África, un rio y un cráter que después el autor menciona mas adelante en la segunda parte. Dibuja un éxodo de gente, un viaje plagado de penurias y muerte bajo el sol y por los animales de las estepas.

Finalmente representa un grupo de peces con cuerpo de hombres, una serie de estrellas, una clase de templo, un hombre que es observado por el ojo de Dios, el hombre aparece solo, después se ve alzando las manos donde hay una ciudad y finalmente sentado sobre un trono con dos personas mas a su lado.

La segunda parte menciona la llegada después de tres días de viaja por la sabana africana. Ahí, en las cavernas, fuimos a encontrar respuestas que harían que los escépticos dejaran de lado la duda y los creyentes tomaran con mayor fuerza y orgullo su cruz”.

El texto continua dando una explicación detallada de las pinturas rupestres que se encuentran durante la bajada a la ciudad, de la cual no se tiene una locación certera pero si dibujos que dan idea de como esta se veía por dentro.

Mas adelante en las descripciones se encuentran datos que hablan de cartas para navegación terrestre y marítima, mapas astrales en donde aparecen constelaciones muy lejanas junto con simbología hoy todavía indescifrable y algunos otros datos que hasta la fecha no hemos podido corroborar.

Al final de la sección aparecen notas y dibujos de lo que parecen ser representaciones bíblicas junto con lo que parecen ser representaciones o dibujos que no pertenecen a ninguna religión conocida o relevante a esta. Las notas anexas mencionan que es impresionante el detalle y calidad con el que se va avanzando mientras viajan y el orden de la ultima sección, al igual que las representaciones de la vida cotidiana, son muy parecidos a los usados actualmente en el canon Cristiano.

En las ultimas paginas aparecen cientos de palabras de lo que dice ser “la lengua universal, la lengua antes de Babel, de Dios y del Hombre” de la cual se han confirmado muchas de las raíces etimológicas. No forman nada coherente, simplemente son palabras que se escribieron junto con su traducción al Ingles y al Latín.

Anexo final, diario del autor en hojas provenientes de otro cuaderno.

Diario de Owen Samson

Día uno1

Dios trabaja de formas misteriosas. En mi misión de evangelizar me he encontrado con un grupo de personas2 que planeaban viajar a África y me ofrecí a ayudarles en lo que fuera su encargo si me podían llevar, no cabe duda de que estoy en el camino correcto al servir al Señor y éste a su vez me corresponde facilitando mi camino hacia mi destino. El grupo es un curioso conjunto de personas, aunque es un escocés un poco irritante3 el que intenta llamar más la atención con su acento a veces exagerado y su manera de elevar la voz, pero no soy nadie para juzgar a aquellos hechos semejantes a Dios y además, les estoy agradecido por ayudarme en mi viaje.

Día dos

Nuestro viaje tuvo que iniciar en alta mar, dado que el avión del escocés no iba a lograr cruzar el océano, mejor así, no creo que sea una buena idea el que tantas vidas dependan de un vehículo que intenta imitar la gracia de volar de las aves. Espero este viaje siga tan tranquilo como hasta ahora.

Día tres.4

Hemos llegado al continente europeo, tomaremos nuestro primer vuelo a Francia. Es impresionante ver las construcciones de estos lugares, sobre todo las iglesias. Es obvia la influencia divina de los arquitectos al crear tan magníficas edificaciones dedicadas al Señor.5

Día cuatro:

Tuvimos que hacer una parada técnica en España. Se que todo esto es trabajo de Dios para enseñarme la magnificencia con la que sus templos se erigen sobre las tierras de buenos cristianos que en tiempos anteriores lucharon con ardor en su corazón ante la oleada de oscuridad proveniente del sur. Que hermoso país es España.

Día cinco:

La estadía en España fue muy grata, tuvimos que extenderla unos días mas debido al mal clima pero esto no impidió que pudiera apreciar la belleza de este lugar. Me preocupan las personas con las que viajo, son buenos cristianos pero no creo que sean todos firmes creyentes o que habitúen los templos con la felicidad que yo lo hago. El piloto es muy reservado pero por lo poco que se el hombre vivió los horrores de lo que fue la Gran Guerra, su alma debe seguir perturbada por todo lo que vio, espero Dios guie su camino. Una pareja bastante peculiar, uno es un Doctor en Biología y la mujer que le acompaña, blanca, pelo dorado, vestidos fuera de época pero que hacen denotar una belleza que solo Dios mismo puede darnos, ella es la muestra perfecta de que la mujer puede ser una de las mas bellas creaciones de nuestro señor y la manera como el hombre cae mas rápido en el pecado. El hombre que parece guiar a este grupo es practicante de las ciencias ocultas, me reservo con el pero le he advertido que deje sus malos pasos y busque la luz de nuestro señor, que mucho se ha esforzado en llevar a su rebaño por el camino correcto como para dejar que estas horribles tentaciones guíen su vida. Del escoses no puedo decir mucho mas que parece buscar pelea conmigo cuando este no esta pegado a una botella, se esta volviendo desagradable pero las sagradas escrituras han enseñado que siempre debe uno de dar la otra mejilla, no hay que desesperar.

Día seis.
Después de un largo viaje, al fin hemos llegado a África. Nuestra llegada no fue tan sencilla, tuvimos que aterrizar en un llano cerca de una aldea de nativos. Estos individuos necesitan urgentemente las enseñanzas de las sagradas escrituras para encaminarse, tanto así, que a nuestra llegada imaginaban que éramos una especie de seres divinos, o eso puedo entender a través de los dibujos que usamos para comunicarnos con los nativos. Intentaron, después de varias horas, comunicarse con nosotros vía una intérprete que hablaba, o parecía hablar, francés, pero para nuestro infortunio, ninguno de nosotros habla tal idioma.

Uno de los aspectos interesantes de esta cultura es la devoción hacia unos seres con cabeza de pez, ciertamente esto debe ser debido a sus creencias paganas, lo que me indica una vez más que estoy en el lugar correcto para empezar mi misión.

En este lugar hay una cueva, como a tres días de distancia según nos informan los habitantes, creo que es hacia donde mis compañeros de viaje se dirigen, dado que estoy en deuda con ellos, me he ofrecido para acompañarlos en su búsqueda, aunque sigo sin idea de que es lo que ellos intentan encontrar, pero estoy seguro que con la fe de Dios de nuestro lado, nada nos puede pasar.

Día siete

No hemos tenido ninguna novedad. Este llano esta lleno de las criaturas del señor, es tan vasto, tan amplio, otra prueba mas de la magnificencia del ingenio de nuestro señor al momento del génesis.

Día ocho
Estamos ya a la mitad del viaje. Ningún evento fuera de lo común nos ha ocurrido. Nuestro guía es bastante accesible, y aunque no entendamos su lenguaje, hemos encontrado la manera de comunicarnos como lo hicimos cuando recién llegamos a la aldea de los nativos.

Una cosa me ha inquietado durante el camino y son esas efigies construidas a lo largo de la estepa, no logro descifrar que son, pero he de imaginar que son parte de su algún culto que siguen estos seres, es necesario entenderlo para poder utilizar la palabra de la Biblia sabiamente.

Las describo, parecen estar hecha de paja o pasto muerto, son una clase de atalayas, en las colinas es donde mas las hemos encontrado, de estas cuelgan una infinidad de objetos muy peculiares hechas de hueso y piedras. La figura de estas es humana pero hemos encontrado otras en forma de animales, ¿pudiese ser que marcan lugares donde podemos avistar al animal en cuestión?

Día nueve

Todo paso sin novedad hasta la noche. Estamos haciendo guardias, dos horas cada uno de nosotros que sabemos manejar armas y hasta el momento no se había tenido novedad a excepción de la que nos reportaba el escoses de un león acechando el campamento.

En la noche, en el tercer turno, el piloto nos despertó con un tiro, el pobre guiá casi muere del susto, era la primera vez que escuchaba un estruendo tal como este y nosotros salimos a toda prisa con arma en mano para confirmar que lo no había nada afuera, el piloto disparo, según el vio movimiento y para evitar mayor problema su decisión fue la de disparar, pero donde había pegado no vimos nada, no se dejo esperar las reprimendas por parte de todos. Buscamos rápida y brevemente pero no teníamos seña alguna de que algo pudiese estar cerca de nosotros, la reprimenda fue mas fuerte.

Me ofrecí de voluntario para terminar su turno y el mio de una vez y así continuar sin mayor percance lo que restaba de nuestro viaje.

Día diez

No sé qué ha ocurrido. Todo esto parece sacado de una alucinación o pesadilla. Un momento estamos ante el descubrimiento más importante a ojos de la religión y el otro…no puedo realmente ponerlo en palabras, y como imagino que este texto llegará a otros ojos intentaré explicarme.

En nuestro tercer viaje encontramos la cueva mencionada por la gente de aquí. Nuestro guía expresaba temor en su rostro al estar tan cerca de esta zona. Los viajeros y yo decidimos entrar y comenzar la búsqueda que tenían encomendada. El escocés sacó una linterna que nos ayudó a caminar sin problema en el interior de esta.

Pasado unos minutos dentro de la cueva, comenzamos a ver pinturas rupestres en los muros de esta. Era obvio que se trataban de los dibujos hechos por la tribu, nada fuera de lo cotidiano en estas regiones o en aquellos donde hubo asentamientos humanos, pero luego, algo comenzó a distanciarse de lo normal.
Pinturas que narraban la historia de dos personas, claramente un hombre, un hombre y una mujer junto a un árbol, a al lado de éste…una serpiente. Los siguientes dibujos mostraban a las mismas personas y a dos más de menor estatura, y como una asesinaba a la otra. No podía creerlo, estaba viendo representaciones del Viejo testamento. Adán y Eva, la historia de Caín y Abel, el surgimiento de Enoch, todo estaba ahí.

Mi cabeza no podía entender que estas culturas tuvieran conocimiento de las sagradas escrituras. Mi curiosidad me hizo querer ir más allá. No sé si eso resultara del todo bueno. Avanzamos por la cueva, hasta el punto de no tener manera de iluminar sus interiores y de pronto…se hizo la luz.

Llegamos a una ciudad subterránea, su construcción no era como la de aquellas conocidas, estaba adornada por un numeroso número de estatuas, todas ellas detalladas hasta la más mínima parte del cuerpo humano, ni siquiera obras como el David de Miguel Angel se le podían comparar al detalle manejados en estas obras. No solamente había figuras humanas, había también frutas y representaciones tan abstractas como pedazos de carne, es como si alguien hubiera realizado una puesta en escena de un mercado, pero con estatuas y, al analizarlas más de cerca, vimos con horror y asombro que estás estatuas tenían cavidades, su boca no estaba sellada por la piedra, sino que continuaba, como si de una persona se tratara…y fue entonces que me di cuenta.

Sodoma…fue la única palabra que alcancé a susurrar. Todo mundo me volteó a ver de manera extraña. “Sodoma, estamos en Sodoma... o Gomorra”, grité. La ciudad castigada por Dios, no lo entendía, no podía comprender que yo, un simple misionero, haya hecho el descubrimiento más importante de la historia, simplemente acabamos de probar la existencia de Dios. Todos esos debates sobre religiones, sobre evolución, acababan de perder validez ante tal descubrimiento.

Para probar nuestra teoría [me rio un poco al usar esa palabra] rompimos una de las frutas petrificadas, y para nuestra sorpresa, el interior estaba intacto, el tiempo se detuvo y nada la afectaba…y si nada afectaba a la fruta, tampoco a las personas que están ahí…

No cabía en mi felicidad, aunque no sabía lo que seguía. Seguimos descendiendo por la ciudadela, cuando nos topamos una especie de árboles. El doctor que los acompañaba, así como la mujer que parecía la líder del grupo en estos momentos mencionaron algo sobre ser distintos a las estatuas de arriba, sin embargo, eso es algo que no le tomé mucha importancia, seguía maravillado por el lugar que estaba pisando.

Una vez llegados a una plazuela, encontramos un ser vivo, o eso parecía, en medio. Parecía no moverse y parecía no estar ahí, a pesar de estarlo viendo. Uno de los viajeros mencionó el nombre de Caín, en referencia a lo que vimos en las pinturas y el ser pareció reaccionar. De inmediato sacamos las armas, pero parecía no estar interesado en nosotros, solamente en la palabra, después de unos segundos volvió a su estado.

Nos dimos cuenta de que no podíamos comunicarnos con nada vivo dentro de esta ciudad, si es que había algo más vivo, y la mujer mencionó que iba a hacer un contacto. De inmediato comenzó un ritual pagano que la puso en un trance. Cuando por fin terminó, habló, era un voz que hacia temblar aquellas paredes con cuadros llenos de personas momificadas, pero no era su voz, no la que había escuchado pocas veces, callada, silenciosa, no, era la voz de un ser de otro nivel existencial, era la voz de Dios. Metatrón.

No podía creerlo. Ahí estaba yo, indigno de comunicarme con la voz que Dios usa para dar sus mensajes a sus profetas. Sin embargo, algo no estaba bien, la voz comenzó a tornarse burlona y maligna, y decidí enfrentarla, acusándole de usurpar el nombre de Dios y de su mensajero. Saqué mi rosario y…el ser lo envolvió en llamas. Me lo quité del cuello y aun así lo alcé, invocando el nombre de Dios y exigiendo a la criatura que dejara de usar el nombre del Señor en vano.6

De repente la voz se calmó y preguntó nuestro deseo, y en un intento de ayudar a mis benefactores, pedí el conocimiento del lenguaje para comunicarme con estos seres, la lengua antes de la torre. La lengua primera.

Lo quieres, lo tendrás” dijo. De repente, un golpe me paralizó y millones de imágenes comenzaron a pasar ante mis ojos, todo el conocimiento perdido, todas las enseñanzas y vivencias, todo aquello alguna vez olvidado por el hombre, ahora se encontraba en mi cabeza. Dios me tuvo que dar la fuerza necesaria para mantenerme vivo y cuerdo después de semejante situación, sin embargo, la mujer que realizó el rito, no se encontraba bien, y tuvieron que socorrerla. Como pude, salí de mi especie de letargo para intentar ayudarla, y aunque fue complicado, logramos tranquilizarla. Mientras ellos la atendían, fije la vista hacia unas escaleras que conducían a otra recamara baja. Caminé hacia ellas y lo vi en su trono. A él. Al primer hijo. A Caín.

No sabia que esperar, estaba a punto de entablar una conversación con el hijo de Adán y Eva, el asesino de Abel, el padre de Enoch, el esposo de Lilit, el primero... le pedí a Dios que me diera fuerza, me temblaban las piernas con cada paso que hacia para decender, sentía como si caminara hacia el abismo mismo, mi arma me hacia sentir todavía mas diminuto, tenia la marca de Dios, brillaba de un rojo carmesí, era inmortal... sufría inmortal.

Llegue a el y le hable, le dije su nombre, no me miro ni hizo seña alguna.

Caín, vengo del mundo de arriba” Este me miro lentamente con aquella mirada perdida y de pronto vi en sus ojos fuego, un ardor de venganza y odio.

¿Que?”

Vengo de arriba, de un mundo donde nació una civilización basada en las enseñanzas de Dios” Se paro de inmediato, quedo a un pie de distancia, su rostro endurecido, sus facciones eran de un animal apunto de atacar.

¿Que, como pueden alabar a un Dios que se atreve a condenar a alguien por algo que no hizo?”

Caín, Dios te condeno con justa razón”

¡No, Dios no tuvo misericordia de mi!”

El ha cambiado, se que el Dios que tu conociste no es igual al que nosotros conocimos y te lo puedo comprobar. Dios mando a su hijo, Cristo, para enseñarnos el camino y limpiarnos de pecado, por eso el murió en la cruz, por nuestros pecados, incluyendo el tuyo, Caín”

No lo creo, si así fuera yo ya no estaría aquí”

La razón por la que tu estas aquí es por que no has comprendido la razón de tu condena. Caín, tu estas aquí por que no aceptas tu error”

Yo no mate a mi hermano, fue un accidente”

Pero lo hiciste, ese es el problema, tu orgullo te esta ahogando Caín, debes aceptar tus errores y aprender de ellos” Caín se alejo lentamente de mi y se sentó nuevamente en su trono, se miraba pensativo aunque no menos enfadado. De pronto hablo y fue como ambrosía para mis oídos. “Caín, el problema no es que mataras a tu Hermano si no que en tu orgullo te ahogaras y negaras todo, Dios te hubiera dejado ir si lo hubieras aceptado, te hubiera dejado ir con un castigo menor por haber matado a tu misma sangre pero el negarlo, el decir que tu tenias el derecho de ser el primero ante todo, ese orgullo fue lo que enfureció a Dios, por eso estas aquí, por eso no ha acabado tu castigo”

¿Y si lo acepto, que, que sigue?”

Podrás entrar con el a su reino en el cielo, sentarte junto a el y a tus padres y hermano que siguen esperando por ti” Hubo un silencio que mataba, mis piernas me estaban fallando, me sudaba la frente y mis manos no dejaban de temblar, varias veces tuve que acomodar mis manos sobre el arma para que no cayera al piso de golpe.

Papa... Mama... Hermano... que he hecho...” Su rostro cayo sobre sus manos, la marca de Dios desapareció y lo siguiente que supe fue que su cuerpo se transformo en cenizas. Caí de rodillas ante el trono y bese la cruz mientras resaba un rosario, había logrado redimir a uno de los mas grandes pecadores, mi fe había sido probada y resulto ser lo suficientemente fuerte ante los ojos del mal.

Gracias Dios.

Algo que me desagrado mucho y tuve que evitar a punta de arma fue que se llevaran las cenizas de Caín para aquellos que les habían patrocinado su viaje, no podía permitirlo, no cuando este había sido perdonado por Dios, jamas. Sorprendentemente el escoses me apoyo en la decisión, fue sensato y sabio al hablar, le agradecí de corazón el ser una voz sabia en estos momentos tan difíciles.

No tuvimos mas tiempo después de esta discusión, tuvimos que correr, todo alrededor se derrumbaba y atrás quedaba lo que fue alguna vez una gran ciudad, sumida en el caos y en la oscuridad, ahí quedaba, en la sombra de si misma, la tumba de Caín, el redimido.

Regresamos a la tribu, en el trayecto la joven contrajo malaria y se decidió mandarla de emergencia de vuelta a Europa en cuanto llegáramos al avión, yo me quede con el escoses y el líder del grupo, el Doctor y el Piloto regresarían eventualmente por ellos, yo me quedaría, este lugar era ahora mi hogar pero mi deuda con ellos es eterna, les ayudare si alguna vez regresan a África o si nos topamos camino en algún otro lugar.

Les desee suerte en cualquiera que fuera su tarea en el futuro y pedí a Dios que siempre los guiara con su luz por el camino de la rectitud.

Rezare por ellos, todos los días, hasta que Dios me llame a su lado.

[Anotaciones: Bibliotecario James Andrew Black, Enero 17 - 23, 1998]
1. No existe fecha en el texto que marque cuando se empezó a escribir este diario o cuando termina.
2. No especifica el nombre de dichas personas pero, estudiando los archivos y antiguos récords, se saben que son agentes del antiguo Buró Naranja. Por la información provista dentro del documento era Sam Maxwell, quien estuvo en servicio a finales de los 20 y durante los 30.
3. Por las anotaciones y periodos el escoses mencionado es el agente Gerault Dunn, quien trabajo algún tiempo con el agente Sam Maxwell.
4. Las notas no marcan fecha alguna por lo que se desconoce la duración o fecha de cada entrada, solo son entradas sin mas marca o referencia que un orden secuencial numérico
5. Sin tan solo supiera la verdad...
6. Metatron es una de las formas de Lucifer. Sabemos hoy que ambos son formas de un ser antiguo mucho mas terrible y que aquella mujer que viajaba con ellos parecía tener contacto directo con el. Su nombre es Nyarlathotep.

Wednesday, March 27, 2013

Diario de Agatha Pavlova, 3 de Enero, 1930.


Diario de Agatha Pavlova, 3 de Enero, 1930.

He hablado con papa, no le agrada mucho lo que esta pasando. Parece ser que tenemos un nuevo antiguo que camina por la tierra, me dijo que no debía preocuparme ya que no tenia gran poder pero que de igual manera este debía ser detenido ya que atentaba contra sus planes y los del balance eterno.

Gracias a el y a los tomos que obtuve de los Masones y del anticuario Maxwell, mi conocimiento geográfico y los sueños que me siguen inundando noche tras noche, con imágenes horrendas, de criaturas que no parecen humanas, petrificadas, como momias; la locación esta en África, en un lugar que esta abandonado desde hace miles de años, una ciudad que se ha perdido en las sombras de la eternidad, la ciudad de Enoch, que fue fundada por Cain después asesinar a su hermano y vagar por la tierra de Nod.

No puedo imaginar las incontables bóvedas de información ni mucho menos los antiguos relicarios que podrían existir en aquel lugar pero, por lo que entiendo, este lugar debe también estar resguardado por criaturas que no pertenecen a este mundo.

El riesgo es enorme pero el beneficio también lo sera.

Aquí no hay paz


Heic non pax, la placa leía sobre de aquella puerta llena de rayones, golpes y abolladuras, graffiti de todo tipo y símbolos desconocidos. “Aquí no hay paz”, todos lo sabían, pero en ese cuarto era tema general, los que entraban ahí no tenían piedad de los que ya estaban adentro, eran torbellinos de puños y gritos los que se repartían adentro, violentos huracanes y tormentas en un vaso de agua, problemas que empezaban ahí y quedaban ahí; una vez afuera todos se saludaban cordial y gratamente, se reconocían como buenos amigos y casi hermanos, pasaban por una buena copa de vino, pan y una conversación grata y fructífera.

Que extraño mundo es este donde unas palabras o un pedazo de madera son mas que suficientes para dividir el corazón del hombre donde el, en su ser, no tiene barreras ni impedimentos.

Tuesday, March 26, 2013

Diario de Kenneth Howlett, Octubre 13, 1929. Los Ángeles.


Diario de Kenneth Howlett, Octubre 13, 1929. Los Ángeles.

Era un día normal, lento, no tenia un trabajo desde hacia tiempo, podía pagar la renta pero necesitaba moverme rápido para no perder el ritmo.

Llego una llamada. William Hancock, busca a su hermano, Roger Hancock, deudor moroso, trabajaba para un banco que se fue a la bancarrota, mas información en cuanto llegue su asistente.

Llame al archivo publico y pregunte por algunos datos, también cheque con algunos de mis contactos en diferentes estratos para verificar a Roger Hancock. Esto es lo que obtuve:

Es bien conocido en todos los estratos, posee mucho dinero, es un inversionista fuerte y dedicado, posee varias propiedades en la ciudad y en el estado, mayoritariamente en el área general de Los Ángeles. No trata en persona, siempre es por teléfono, carta o telegrama, es difícil concretar una cita física con el, es evasivo cuando las cosas no andan bien y parece tener una fuerza política que lo avala fuertemente. No hay mas por el momento.

Llego asistente de William Hancock, no se presento por nombre, corto de estatura, cinco con seis aproximadamente, complexión marcada y fuerte, cicatrices en el rostro y cuello, puede que tenga mas, manos duras, de soldado, de unos treinta años, ropa no llamativa, maletín de piel nada ostentoso, un estuche de violín en la otra. Si no supiera que es su asistente lo hubiera confundido con un maleante, un gangster ya que dudo que ese estuche realmente tenga un instrumento musical.

Entrego un paquete que describo continuación.

Sobre manila cerrado, sin marcas, sin nombres; mil dolares en efectivo con una promesa de diez mil una vez terminado el caso (¡con esto podría pagar mi oficina por años y dedicarme a otras cosas!); una pistola calibre cuarenta y cinco con marcas extrañas sobre de la misma y seis cargadores especiales con símbolos propios.

El hombre explico que el arma era única y que debía cuidar de ella muy bien, que me asistiría en mi deber y que no dudara en usarla cuando fuera necesario, se retiro.

Leí el sobre, dejo nota completa:

Señor Kenneth Howlett,

Por el teléfono no pude informarle la verdadera raíz del problema por varias razones, seré breve, busque a mi hermano, anexo le dejo información de sus posibles paraderos y algunos contactos que le pudieran ayudar. [Varias cartas, panfletos, notas, archivos personales y cartas de el vienen anexas]

El caso a investigar no es por cosas de dinero, Señor Howlett, ya que para mi eso es pecata minuta, lo que yo requiero de usted es que investigue el paradero de mi hermano y en que problemas se ha metido con gente de altos estratos que son de ambos conocidos, gente que parece tener una conexión directa con lo desconocido, de mucho poder y conocimiento, que buscan ver el posible fin de nuestra vida como la conocemos. Le recomiendo sea cuidadoso con todas estas personas ya que ellos no dudaran ni un segundo en acabar con usted, le pido no mencione que soy yo el que lo ha contratado ya que esto puede hacerle perder la pista de su objetivo muy rápido.

Debo también advertirle que encontrara muchas cosas que pueden no ser de su agrado o que incluso parecen fuera de este mundo, le pido sea fuerte en su carácter e intenciones, no divague ni tampoco se deje llevar, es peligroso tener una mente frágil en momentos donde una crisis esta por aproximarse [Esta nota creo que se refiere a los problemas que he estado escuchando en la bolsa de valores, dicen que algo esta mal, algunos son escépticos pero muchos me dicen que estamos próximos a ver algo muy grave, demasiado, que nunca se ha visto. Espero estén equivocados]

Tiene dos semanas para este trabajo, Señor Howlett; le pido se reporte conmigo en caso de necesitar cualquier cosa y diario para reportarme su progreso en cuanto a la investigación. Considero que usted es un hombre de palabra y por lo tanto no debo recordare ni reiterarle la necesidad de ser discreto en cuanto a lo que esta sucediendo o con respecto a lo que encuentre.

Atentamente,
William Hancock.

Llame a un taxi, viaje a ayuntamiento, donde me encontré con Aidan Khaine, uno de los hombres que mencionaba Hancock en su carta. El fue clave para empezar obtener mayor información acerca del hermano, me aviso que tendría todo lo que ocupaba para el día siguiente, le di algo extra por su molestia, cuando me pregunto por que la necesidad de la información le informe acerca de la búsqueda de Roger Hancock por aquellos a los que le debía dinero, casualmente a el también le debía dinero en unos negocios que no prosperaron, me regreso el dinero y me dijo que lo haría con gusto, incluso me acompañaría si es que con eso podía el recuperar su inversión perdida hacia algunos meses.

Quedamos entonces de vernos en un diner cerca de mi oficina para verificar la información y dar paso rápido a esta investigación.

Diario de Ishmael Gambeson, 18 de Noviembre, 1929.


Diario de Ishmael Gambeson, 18 de Noviembre, 1929.

Odio los trabajos de campo que Nuddleman me encarga, siempre termino metiendo en alguna situación horrible o encontrándome con cosas que no son de este mundo, pero esto, esto no se si es malo, bueno, si lo es, pero lo que no se es que tan malo es en realidad... no tengo manera de medirlo.

Me tuve que separar de la gente de Pensilvania por un tiempo a petición de Nuddleman, dijo que tenia otras cosas de menor importancia para ellos mientras que para mi había tareas de alta prioridad que solo se me podían confiar a mi y a nadie mas. Cuando me dicen esas cosas se que el asunto es o demasiado delicado o belicoso, la mayor parte del tiempo es por que no tienen a nadie tan bueno como yo para ello, no estoy siendo exagerado al respecto.

El encargo esta vez fue, inicialmente, sencillo; cuidar un cargamento que venia por tren y ver que se entregara a las oficinas del buró. Todo estaba perfectamente bien hasta que unos tipos armados se subieron al tren para asaltarlo, todavía no podía creerlo, asaltando un tren a plena luz del día y en esta época, no creí que pudieran ser tan tontos como para creer que saldrían con vida de esto. De igual manera les seguí el juego, no ocupaba usar mucha fuerza contra tres tipos armados con revólveres.

Eramos pocos, no tardaron mucho en llegar a mi y demandar todo lo que tuviera, le entregue personalmente las llaves y le dije que atrás había algo de mucho valor.

Eso fue suficiente para picarles el interés, eso fue suficiente para llevarlos al vagón de carga donde estaban varias cajas de metal que habían mandado desde Boston, unas pertenecientes a la ya no existente Universidad de Miskatonic, otras pertenecientes a la Jurisdicción del Norte, una mas que venia desde Pensilvania, de la Gran Logia que se quemo, unas mas con la leyenda “Herbert West” y finalmente una mas, sola, sin marcar, pequeña considerablemente, incospicua, un solo candado pequeño y nada mas que eso, suficiente como para ser ignorada entre todas las cajas marcadas con simbología, etiquetas y candados a cada esquina.

Me preguntaron que tenia esa caja en especial, les dije que lo que ellos buscaban, un tesoro, algo único y que nadie mas había jamas puesto sus ojos sobre de el, aquel que tuviera lo que estaba adentro seria temido y amado por todos, jamas le haría falta el dinero, ni salud, era como el fruto prohibido del jardín del edén para ellos y entre los tres me ordenaron que abriera la caja, lo que estaba adentro les sorprendió, les dejo con la boca abierta y los ojos desorbitados.

En la caja había otra caja mas pequeña, de rejas, donde se podía observar una diminuta piedra que cabía en mi mano, esta acostada sobre un pequeño pilar donde descansaba sobre una almohada. Esta piedra era única, cambiaba de color constantemente como si fuera la marea, era visible ese paso de verde mohoso a azul marino y eventualmente al carmesí y al violeta, se volvía oscura nuevamente y continuaba cambiando tanto de color como de forma, pasando de ser una piedra redonda a ovalada, después se afilaba un poco y continuaba tomando formas mas redondas, amigables a la vista y a la mano.

¿Que era? No se los podía explicar, los pobres no entenderían la complejidad de lo tenían de frente, esta piedra según pertenece o pertenecía a uno de los seres mas antiguo, si no es que el mas antiguo de todos. Se encontró en Medio Oriente, siendo alabada por un grupo de Beduinos que vigilaban su sección del desierto centímetro por centímetro sin dejar que nadie entrara o saliera con vida.

Me ordenaron que les entregara la piedra, pobres, no saben lo que piden. Abrí la pequeña caja de rejas y acerque mi mano ligeramente sobre de esta y ahí vi cuando esta se unió a mi mano, tomo control total de este y de mi cuerpo, vi como de mi mano salia un látigo largo con el que tome del cuello a uno de los bandidos y le cercene el cuello, la cabeza voló hacia atrás mientras giraba.

Los otros dos bandidos se quedaron atónitos, el mas cercano a mi disparo pero la piedra, ahora convertida en un liquido, la intercepto, formando una burbuja, y la escupió de vuelta a la misma velocidad, perforándole el pecho. El ultimo fue mas listo, el simplemente corrió pero no lo suficiente, no pude hacer nada por el mas que observar como aquel objeto se extendía hacia el, le tomaba de la cadera y lo estrellaba contra las cajas, el piso y el techo, dejando una masa sanguinolenta en el piso de lo que alguna vez fue un hombre.

La piedra después termino por absorber los tres cadáveres y sus restos, el segundo, al que le había regresado la bala, miraba con horror mientras aquello lo absorbía a su interior y si no fuera por que ya había visto cosas parecidas me hubiera vuelto loco, no lo creería y correría despavorido para nunca mas saber de esto, pero, ahora, lo único que busco es entender, ya no tanto destruirlo, para saber como mejor usarlo, aprovechar todo este poder y darle forma a una nueva organización con mucho mayor poder y efectividad que el buró actual.

Después de divagar regrese la roca a donde estaba originalmente, esta continuo su tarea de cambiar de formas y colores, y la cerré por completo. Informe a los encargados del tren que el problema había sido resuelto y produje una identificación falsa del FBI para que no sospecharan de mi, esta paso bien a frente de ellos y los pocos viajeros se sintieron aliviados de que la justicia de este país si funcionaba.

Pobres, si supieran.

Monday, March 25, 2013

Diario de Maxwell Morgan, 2 de Noviembre, 1929.


Diario de Maxwell Morgan, 2 de Noviembre, 1929.

Todo estuvo en calma por unos días, se me hizo raro el ver que de pronto todo regresaba a la normalidad cuando había visto desaparecer a la ciudad que me vio nacer, a criaturas sobrenaturales y un sin fin mas de cosas que desearía no recordar.

Ni siquiera puedo ver el cielo de noche después del ataque que sufrimos la noche que escapamos de Arkham, todavía lo veo, en mis sueños, y cada vez que volteo la mirada aunque sea un poco hacia arriba, los cometas, vociferando su amorfo grito de guerra y el crujir del fuego que corta todo alrededor de el, era horripilante, aquellas cosas eran... no puedo ni siquiera describirlas; según Ishmael el nombre con el que las han denominado son ignis alas o “firewings”, alas de fuego, el termino no es muy científico pero me dijo que hasta que no pudieran descubrir su nombre real, si es que algún día lo lograban, trataban de mantenerlo mas simple en el campo de trabajo y no lo culpo, no es como que quieres recordar el nombre bizarro de una criatura que esta a punto de devorarte, ¿por que habría de?

En fin, todo ha estado mas calmado, el otro Maxwell esta tomando cargo a petición de Nuddleman después de la desaparición de Amanda el día que quemamos la Gran Logia, cosa de la cual no estoy muy orgulloso pero todo sea por establecer algo de orden.

La razón por la cual el otro Maxwell se quedo a cargo es por que el es natural del área y no era una opción, era el o yo aunque de igual manera hubiera aceptado, no tenia hogar ya, todo se quedo atrás en Arkham, la ciudad que ya no existe.

Todo iba bien aquel día, yo estaba ocupado en el baño cuando escuche ruido afuera, no le tome mucha importancia y decidí seguir en lo mio, esta copia de el horla me intrigaba bastante, hablaba acerca de un terror invisible que venia del espacio, era algo inaudito, pensar que tal cosa pudiera existir, pero después de todo lo que había presenciado le tenia lastima al pobre Guy de Maupassant, el debió ser testigo de terribles amenazas como estas y la única manera como pudo desquitar su aparente “locura” fue escribiendo.

Escuche bastante ruido afuera, no supe que es lo que estaba pasando por que el cuarto era casi hermético, solo escuchaba pasos, golpes, muebles que se movían de aquí para acá, en fin, tuve que acabar mi sesión mucho antes de lo esperado, tome mi arma, la Máuser c96 automática que me había entregado Amanda y que siempre llevaba conmigo a todos lados, cargada, en mi persona, con el seguro removido, por que solo la providencia sabia que cosa podía salirme a la vuelta de la esquina.

Para mi sorpresa me encuentro fuera del baño y veo que las vitrinas y la puerta están tapizadas con muebles, cuatro personas nuevas que no conozco están apuntando armas y disparando hacia la vitrina derecha, por donde cadáveres estaban tratando de entrar a la tienda.

-¿Alguien me puede explicar que carajos esta pasando aquí?- La pregunta fue algo estúpida pero entre las balas volando, en especial las producidas por la ametralladora pesada que habían posicionado sobre un mueble, logre obtener una respuesta sensata. -Nos atacan cadáveres- Respondió el otro Max. -John fue el primero que los vio, nos advirtió y preparamos la defensa de la tienda-

-¿Quien es...? No, momento, eso no importa- Tome el arma y la apunte hacia la vitrina de donde podía ver varios cadáveres... por la providencia, cadáveres, que sigue ahora, un puño en llamas, la furia divina de Dios, carrozas en llamas, los jinetes del apocalipsis, no se, deje que el arma hablara por mi con un vomito de plomo que termino por dañar a varios de los cadáveres, al menos eso parecía, digo, como puedes matar algo que esta muerto, eso no tiene sentido.

-¡Cuidado con la puerta!- Un ropero que cubría la puerta cayo violentamente y con el tres cadáveres mas, de inmediato se acercaron un hombre un rifle militar en mano, una joven blanca de pelo rubio y vestido rojo victoriano... valgame, cada vez encontramos personajes mas excéntricos aquí, y otro hombre con una escopeta en mano. Los tres se encargaron de eliminar rápidamente a aquello que estaba en el piso pero no tardaron en entrar mas por la puerta, dos de hecho junto con tres esqueletos con vestimenta de la guerra civil y lo que parecían ser sables de caballería... si, no estoy bromeando, esas cosas daban bastante miedo, por mas que fueran huesos e hicieran un chistoso ruido con sus mandíbulas no dejaba de atemorizarme el hecho de que de alguna manera se seguían moviendo y tenían armas bastante afiladas.

-¡Creo que es tiempo de retirarnos de aquí, Max, la puerta de servicio!- El otro Max soltó unos disparos sin ponerme mucha atención; el hombre de la escopeta llamo mi atención y la del otro Max, el estaba leyendo algo que la joven escribía apresuradamente en un cuaderno viejo. -¡Debemos huir de aquí, Maxwell, que tanto extrañaras tu tienda si la quemamos?-

-¡Háganlo, la tengo asegurada!- Respondió el otro Max y mientras comenzamos a retirarnos por la puerta trasera el inicio un pequeño fuego que pronto creció de manera descomunal. -¿Cual es el plan?- Pregunto el mientras corría hacia afuera y la respuesta de uno de los tipos nuevos fue que tenían un automóvil al otro lado de la calle, esa era nuestra única manera de salir de ahi; el primero en salir, fui yo, quite algunos de los cadáveres del camino con unas ráfagas, dichos cadáveres habían logrado entrar ya que el intendente había dejado la puerta abierta después de escapar como el cobarde que era, aunque siendo honesto no lo culpo, yo tampoco quisiera estar en esta situación pero a mi ya me tienen atado de por medio.

Afuera nos encontramos divididos, yo, el otro Max y el tipo que manejaba la ametralladora pesada, llegamos primero al carro al lograr pasar por entre los cadáveres a toda velocidad pero los demás no tuvieron tanta suerte, estos eran rodeados rápidamente por los cadáveres y tuve que intervenir inmediatamente, una, dos, tres, cuatro ráfagas controladas, suficientes cadáveres en el piso, muertos ojala, como para lograr abrir suficiente espacio para que el resto del grupo llegara con nosotros y comenzáramos la huida veloz de aquel lugar que se estaba transformando en un verdadero infierno.

-¡Cuidado!- Dijo John, el que manejo la ametralladora, al que manejaba el automóvil. -¡Fijate por donde manejas!- Le gritaba, pero con toda calma les toque a ambos los hombros y les dije en voz baja. -Si recuerda, están muertos, aquí poco importa si manejan decente o no-

El mensaje fue claro y directo, salimos ahi a toda velocidad.

-Esto es terrible, mi tienda, mis artículos únicos... mis tomos-

-¿Tomos, que tomos?- Pregunte al otro Max, quien se cubría la cabeza con ambas manos. -Espero que no sean tomos que se encargan de invocar esas cosas, espero por tu bien que tu no fueras el que los invoco-

-No, para nada, no tenemos nada que ver con esto, ni con la maldita neblina, ni nada, simplemente aparecieron poco después que ellos aparecieron-

-¿Ellos quienes son?-

-Bueno, ya conoces a John, John Miller, piloto en la Gran Guerra; el que maneja es su amigo, William Sommers, soldado de la Gran Guerra, ambos han trabajado anteriormente con Ishmael-

-Es bueno saber eso-

-El Doctor viene por su conocimiento en biología-

-Casi Doctor, estoy todavía en proceso de generar mi tesis- Respondió el Doctor quien a su vez parecía estar concentrado en la ventana trasera derecha y la mujer que viajaba en silencio.

-Bueno, casi, ella es Agatha Pavlova. Según entiendo la mando Nuddleman desde Europa, ella es una clase de hechicera o maga-

-Bien, al menos tenemos alguien que entiende lo que esta pasando y que no se ha vuelto loco en el proceso-

-Si, bueno, tenemos un pequeño detalle ahi-

-¿Cual?-

-No habla Ingles-

-¿Que idioma habla?-

-Polaco y ruso-

-¿Como nos comunicamos con ella entonces, como es que nos sigue?-

-El Doctor habla ruso-

-Coincidentemente-

-Nuddleman me contrato por varias razones, no simplemente por ser biólogo o por mis trabajos respecto a ciertas criaturas y organismos unicelulares que hemos encontrado en África-

El viaje continuo, nosotros no lo notamos al principio pero el pueblo detrás de nosotros comenzó a desaparecer, algo muy parecido a lo que le sucedió a Arkham cuando escapamos de el... creo que de ese pueblo jamas volveremos a saber nada, nunca.

Durante el viaje hablamos poco, según tenia entendido nuestro objetivo era un contacto de William, un compañero suyo que podría apuntarnos en la dirección correcta. Una vez en Filadelfia nos dirigimos con el y la conversación fue relativamente rápida, note que los dos pertenecían a una orden esotérica, cual era no lo sabia pero el saludo los delataba. Su contacto, Jack Carter, nos proporciono con la información de los agentes constantes de lo que quedaba del Golden Dawn, o como fuera que ahora se llamase su orden, donde aparecía nuevamente aquel tipo del cual habíamos escuchado hablar en la fiesta a la que habíamos asistido junto con Ishmael, el tal Maestro Whittaker. Nuestro problema ahora era como podríamos ir directamente con el tan codiciado Maestro y hablar por fin con el, la respuesta me la dio una memoria en mi bolsillo, las llaves de la casa de nuestro compañero que yacía en lo que alguna vez fue la Gran Logia de Pensilvania.

Busque entre las cosas que habíamos recobrado de el y encontré el numero de la mujer con la que habíamos hablado para la propuesta de la película en aquella fiesta, no fue difícil encontrarla en su casa ni mucho menos al hacerla hablar, una vez confirmada la dirección y el permiso de ir con la información que nos había proporcionado Carter.

Ahora, no quiero indagar mucho en lo que paso cuando fuimos con Whittaker ni mucho menos lo que descubrimos o lo que se nos fue informado, solo diré que teníamos sospechas y Agatha termino por confirmarlas pero no debo escribirlas, ellas se quedaran en mi memoria y pronto, espero, serán borradas para que jamas recuerde nada de ellas...

Seré breve de igual manera y tratare de ser tan conciso con respecto a lo que escuchamos ahi y junto con la información que Agatha nos había proporcionado:

1.- Whittaker no es quien pensamos que era, es algo mas... siniestro, mas de todo lo que hasta ese momento habíamos encontrado.
2.- La destrucción de la Gran Logia desorganizo le estabilidad que se tenia en la región; aparentemente habíamos atacado al enemigo correcto y ahora habíamos dado tiempo para que los verdaderos culpables aceleraran su proceso y tomaran el trono con facilidad.
3.- Agatha no es Agatha, según lo que explico Whittaker ella esta completamente vaciá, no es un ser humano sino la voluntad de dos antiguos, uno de ellos dice ser el mensajero y el otro el ciego e imbécil, quienes son, no se, pero nos advirtió que cuando viéramos cambios súbitos en su actitud debíamos tener mucho cuidado ya que podríamos encontrarnos frente a frente con un fin terrible.
4.- Todos somos peones de fuerzas mucho muy superiores a las que no podemos comprender y que no podemos observar la mayor parte del tiempo, nosotros somos la excepción pero no por eso dejamos de ser peones.
5.- Los Masones que siguen el camino como tal no usan magia de ningún tipo, ellos continúan por un camino muy ligero a comparación de las otras ordenes esotéricas y esto significa que cualquiera que encontremos en nuestro camino que sepa alguna clase de hechicería o conocimiento esotérico oscuro es parte de algún otro culto ajeno a la misma Masonería; esto ya lo sospechaba yo ya que el mismo Ishmael y Agatha nos habían hecho estas observaciones anteriormente y Ishmael no conoce ninguna clase de truco pero Amanda, siendo miembro del Golden Dawn, el Doc y los Gemelos, quienes de alguna manera tenían magia, debían también pertenecer o tener conocimientos obtenidos de algún otro lado ajeno directo a los conocimientos principales. Algo que si nos advirtió es que las altas jerarquías adoran a un dios que varias veces a mencionado Agatha, ambos dijeron que era un ser que no vive pero tampoco muere, que vive en un letargo eterno que puede incluso ver la muerte de la muerte misma, este ser proviene de las estrellas y llego hace millones de años. Su nombre, según tengo entendido, es Cthulhu.
6.- Los Rosacruz son neutros en todo esto, ellos pueden servirnos de aliados poderosos si sabemos como tratarlos pero son escasos y demasiado herméticos como para aprender algo de ellos.
7.- La alineación de la cual continuamente todos hablaban, la que se ocupaba para invocar a uno de los antiguos, no era el que pensábamos, los que le iban a invocar tenían la información equivocada y una vez que le llamaran podría ser el fin de la vida misma como la conocíamos. La estimación que Ishmael nos había dado era, hacia cuatro días, de unas dos o tres semanas; Agatha nos había dicho que por un error del calendario Gregoriano y de las herramientas rudimentarias usadas para la medición de los planetas, esta había comenzado hacia ya varios días y que el zenit de este era este mismo día por lo que podíamos estar entre cinco minutos o cuatro días de desaparecer; el Maestro nos termino por confirmar que el punto mas alto era por la noche y que debíamos actuar de manera inmediata para que el juego que el jugaba continuara de una manera ordenada y lógica a contra de como los demás juegan.
8.- Las piezas de ajedrez del tablero son infinitas y la manera como el juega es, a mi parecer, completamente brillante a pesar de que parece estar jugando contra criaturas con la mentalidad de un niño de cinco años, es una lastima, me hubiera gustado jugarle una ultima partida antes de terminar el interrogatorio.
9.- Nos dio un orden de como las cosas saldrían el día de hoy y de cosas que no deberíamos hacer cuando llegáramos a la Logia Disidente, que era la que estaba detrás de todo esto. Agradezco que seguimos todo al pie de la letra aunque pudo avisarnos de ciertos detalles importantes...

Nos reunimos todos en el cuartel de Amanda, donde quedaban todavía algunas armas y el cuidador nos había informado que todo seguía tal cual como lo habíamos dejado. El orden que sigue de eventos es tal cual como lo dijo Whittaker, primero recibimos una llamada del jefe de la policía, se venia una redada grande contra un “Grupo de Rojos” atentando contra la seguridad de Filadelfia y la Unión; acto seguido nos informan que el FBI estará de nuestro lado y presente; finalmente llega Ishmael con el Doc y los Gemelos.

Todos nos reunimos finalmente en Ayuntamiento y salimos en una enorme caravana donde debíamos ser mas de ochenta incluyéndonos a nosotros, a los oficiales, los agentes del FBI y miembros de varias ordenes esotéricas disfrazados ya fuera de policías o de agentes del FBI.

El viaje fue de una media hora aproximadamente, a las ocho estábamos llegando a lo que parecía ser una granja olvidada, oscura, todo alrededor de nosotros estaba oscuro, me dijeron que en el cielo las estrellas parecían moverse a nuestro favor y que las sombras en los bosques avanzaban a la par con nosotros. La verdad es que esperaba que fueran a favor nuestro y no en contra nuestra pero pronto descubriríamos que realmente era a nuestro favor.

Una vez que llegamos a la zona principal comenzamos a alumbrar los campos y ahi fue donde encontramos a aquellas criaturas gigantescas, de dos piernas, cuatro brazos y una boca por cabeza, terribles criaturas que agitaban brazos en busca de cualquier victima lo suficientemente estúpida como para quedarse en su camino y lo suficientemente inteligente como para tratar de correr en manada en una sola dirección, como fue el lamentable caso de la mayoría de aquellos que nos acompañaban.

Los que nos quedamos vimos como las sombras los tragaron, fue lo mismo que me sucedió a mi cuando estábamos en el edificio, las mismas sombras pero ahora cientos de veces mas grandes, con determinación a ayudarnos y abrirnos paso hasta aquel granero donde un brillo rojo nos indicaba que el ritual estaba ya en acción. Corrimos y actuamos de manera estúpida, aun me arrepiento.

William tomo el volante de un camión y yo me uní en el asiento del pasajero, nuestra tarea era entrar de golpe en el enorme granero y hacer el mayor daño posible antes de que terminaran, insisto, no pensamos bien y esto se salio de control.

Todo empezó muy rápido, el camión entro a toda velocidad al granero y de pronto nos encontramos con una bajada que nos llevo hasta una caverna, una de las que había mencionado Whittaker, y donde estaban los cultistas pretendiendo invocar a lo que fuese que el ritual invocara pero para nuestra suerte la interrupción fue lo suficientemente buena como para detenerlos, lo malo es que, tomando en cuenta que era una bajada larga y empinada, el camión bajo sin control por unos ochenta pies, el impacto inicial saco a Williams volando por el parabrisas y lo ultimo que vi de el fue su cuerpo impactándose contra el suelo al fondo y el camión cayendo sobre de el, era tan caricaturesco que reí ligeramente cuando el camión toco fondo y se quedo ahi, estático, sin llantas, sin moverse, solo ahi, sentado y yo en el asiento del conductor, con un ligero golpe en la frente que fue producto de uno de los muchos brincos que realizo antes de caer y mi mirada puesta sobre los mas de cincuenta cultistas que se aproximaban hacia mi mientras una voz terrorífica gritaba en el fondo. -¡MATENLOS!-

-¡No se acerquen, se van a arrepentir!- Primer cargador en el arma y se atasca, no podía creerlo, lo saque del arma y busque otro, todo esto mientras me ocultaba debajo de lo que quedaba del parabrisas y la guantera. Segundo cargador listo, solté varias ráfagas contra la primera linea de cultistas, vi caer a varios, los que quedaron de pie dudaron en seguir avanzando mientras que los que seguían detrás de ellos venían a toda velocidad, daga en mano, a lo alto, buscando mi carne para profanar. Tercer cargador en el arma y la maldita porquería se vuelve a trabar. -¡Pensé que la ingeniería Alemana era superior!- Aparentemente algo estaba haciendo mal, salí del camión y comencé a caminar hacia atrás mientras metía otro cargador al arma, el ultimo, y soltaba otra serie de ráfagas controladas, fue ahi cuando escuche pasos detrás de mi, los demás habían llegado para salvarme justo a tiempo.

-¿Max, donde esta William?- Ishmael soltó una ráfaga con aquella bella pieza de ingeniería Americana, la Thompson, en dirección general de los cultistas y no muchos quedaron de pie o decididos a continuar después de lo sucedido.

-¡Debajo del camión!- Solté unos tiros mas hasta que el arma quedo vaciá, cambie ahora a los dos revólveres que había guardado en mi persona, dispare ambos barriles, algo que siempre había querido hacer, y vi como los dos blancos a los que había apuntado caían violentamente al piso. Avance lentamente hasta que sentí un viento frígido pasar sobre mi, era Agatha y el Doctor montados en una clase de gárgola, no quería saber nada de eso... a veces me gustaría no poder comprender mucho de lo que me rodea.

-¡Carajo!- Ishmael grito y después comando a unos hombres para que cuidaran del otro Max, quien desafortunadamente había dado vueltas y caído de golpe, se veía en mal estado pero eso era de poca importancia en ese momento para los que seguíamos de pie, lo que nos importaba era aquella monstruosa figura que se encontraba ahora en medio de los cultistas, aquello que vimos afuera era una versión miniatura de lo que estábamos viendo aquí, era monstruosamente gigante, al menos tres veces mas alto, y gritaba con ferocidad, golpeaba la caverna, el techo, el piso, las paredes, aplastaba todo a su alrededor. Nosotros tuvimos suerte de tomarlo por sorpresa y de la distracción que Agatha proporciono para así asentarle varios tiros que comenzaron a herirle de gravedad, tanto que este comenzó a derretirse de forma grotesca hasta que no quedo absolutamente nada de el, ni siquiera la misma masa en la que se había transformado.

Lo que siguió fue reunir a todos los cultistas con vida y encontrar al líder, el cual Agatha nos apunto, e interrogarle aunque tuvimos que usar a Ishmael como traductor ya que el hombre hablaba unicamente Alemán. Para nuestra suerte lo mucho o poco que pudimos sacarle fue inútil, el hombre estaba decidido a no decirnos nada, fue entonces decisión de Ishmael de que acabáramos con todos los sobrevivientes y que saliéramos de ahi lo mas rápido posible, que las autoridades se encargaran de reunir a los “Rojos” y que hicieran lo que tuvieran que hacer, de todos modos estábamos cubiertos por fuerzas mucho muy superiores a las de este mundo.

Al final hable con Ishmael y Agatha, por medio del Doctor, y decidí tomar la propuesta de borrar todo esto de mi mente, de tratar de vivir mis últimos momentos de una manera placida, trabajando para algún familiar mio en Filadelfia o alguna otra ciudad de la costa este, olvidando que mi ciudad ya no existe, que cada vez somos menos sobrevivientes de Arkham y que todos estamos condenados.

Death does not always mean change

The city changes and I feel nostalgia, I am starting to understand why it becomes such a big thing when one grows up and sees everything s...