Friday, March 1, 2013

Arqueologo


Y después de un arduo día de trabajo el pequeño arqueólogo francés limpio su calva cabeza y observo maravillado, con una sonrisa entre malévola y picara, lo que tenia delante suyo, un montón de palabras y letras que no tenían sentido pero que a la vez parecían ser un enorme rompecabezas.

No comments:

Post a Comment