Tuesday, March 26, 2013

Diario de Kenneth Howlett, Octubre 13, 1929. Los Ángeles.


Diario de Kenneth Howlett, Octubre 13, 1929. Los Ángeles.

Era un día normal, lento, no tenia un trabajo desde hacia tiempo, podía pagar la renta pero necesitaba moverme rápido para no perder el ritmo.

Llego una llamada. William Hancock, busca a su hermano, Roger Hancock, deudor moroso, trabajaba para un banco que se fue a la bancarrota, mas información en cuanto llegue su asistente.

Llame al archivo publico y pregunte por algunos datos, también cheque con algunos de mis contactos en diferentes estratos para verificar a Roger Hancock. Esto es lo que obtuve:

Es bien conocido en todos los estratos, posee mucho dinero, es un inversionista fuerte y dedicado, posee varias propiedades en la ciudad y en el estado, mayoritariamente en el área general de Los Ángeles. No trata en persona, siempre es por teléfono, carta o telegrama, es difícil concretar una cita física con el, es evasivo cuando las cosas no andan bien y parece tener una fuerza política que lo avala fuertemente. No hay mas por el momento.

Llego asistente de William Hancock, no se presento por nombre, corto de estatura, cinco con seis aproximadamente, complexión marcada y fuerte, cicatrices en el rostro y cuello, puede que tenga mas, manos duras, de soldado, de unos treinta años, ropa no llamativa, maletín de piel nada ostentoso, un estuche de violín en la otra. Si no supiera que es su asistente lo hubiera confundido con un maleante, un gangster ya que dudo que ese estuche realmente tenga un instrumento musical.

Entrego un paquete que describo continuación.

Sobre manila cerrado, sin marcas, sin nombres; mil dolares en efectivo con una promesa de diez mil una vez terminado el caso (¡con esto podría pagar mi oficina por años y dedicarme a otras cosas!); una pistola calibre cuarenta y cinco con marcas extrañas sobre de la misma y seis cargadores especiales con símbolos propios.

El hombre explico que el arma era única y que debía cuidar de ella muy bien, que me asistiría en mi deber y que no dudara en usarla cuando fuera necesario, se retiro.

Leí el sobre, dejo nota completa:

Señor Kenneth Howlett,

Por el teléfono no pude informarle la verdadera raíz del problema por varias razones, seré breve, busque a mi hermano, anexo le dejo información de sus posibles paraderos y algunos contactos que le pudieran ayudar. [Varias cartas, panfletos, notas, archivos personales y cartas de el vienen anexas]

El caso a investigar no es por cosas de dinero, Señor Howlett, ya que para mi eso es pecata minuta, lo que yo requiero de usted es que investigue el paradero de mi hermano y en que problemas se ha metido con gente de altos estratos que son de ambos conocidos, gente que parece tener una conexión directa con lo desconocido, de mucho poder y conocimiento, que buscan ver el posible fin de nuestra vida como la conocemos. Le recomiendo sea cuidadoso con todas estas personas ya que ellos no dudaran ni un segundo en acabar con usted, le pido no mencione que soy yo el que lo ha contratado ya que esto puede hacerle perder la pista de su objetivo muy rápido.

Debo también advertirle que encontrara muchas cosas que pueden no ser de su agrado o que incluso parecen fuera de este mundo, le pido sea fuerte en su carácter e intenciones, no divague ni tampoco se deje llevar, es peligroso tener una mente frágil en momentos donde una crisis esta por aproximarse [Esta nota creo que se refiere a los problemas que he estado escuchando en la bolsa de valores, dicen que algo esta mal, algunos son escépticos pero muchos me dicen que estamos próximos a ver algo muy grave, demasiado, que nunca se ha visto. Espero estén equivocados]

Tiene dos semanas para este trabajo, Señor Howlett; le pido se reporte conmigo en caso de necesitar cualquier cosa y diario para reportarme su progreso en cuanto a la investigación. Considero que usted es un hombre de palabra y por lo tanto no debo recordare ni reiterarle la necesidad de ser discreto en cuanto a lo que esta sucediendo o con respecto a lo que encuentre.

Atentamente,
William Hancock.

Llame a un taxi, viaje a ayuntamiento, donde me encontré con Aidan Khaine, uno de los hombres que mencionaba Hancock en su carta. El fue clave para empezar obtener mayor información acerca del hermano, me aviso que tendría todo lo que ocupaba para el día siguiente, le di algo extra por su molestia, cuando me pregunto por que la necesidad de la información le informe acerca de la búsqueda de Roger Hancock por aquellos a los que le debía dinero, casualmente a el también le debía dinero en unos negocios que no prosperaron, me regreso el dinero y me dijo que lo haría con gusto, incluso me acompañaría si es que con eso podía el recuperar su inversión perdida hacia algunos meses.

Quedamos entonces de vernos en un diner cerca de mi oficina para verificar la información y dar paso rápido a esta investigación.

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...