Monday, March 25, 2013

Diario de Ishmael Gambeson, 3 de Noviembre, 1929.


Diario de Ishmael Gambeson, 3 de Noviembre de 1929.

Las cosas cada día se ponen peor pero creo que hoy hicimos alguna clase de diferencia, creo, espero...

Los últimos días han sido un completo infierno y me encontré bastante cerca de ver mi fin en varias ocasiones, me ha hecho pensar las cosas con mas calma pero a la vez no puedo olvidarme del hecho de que mi tiempo esta ya contado y lo único que estoy haciendo es pelear antes de mi eventual sumisión al infierno mismo contra el que trato de pelear.

Todo empezó el 30 de Octubre, me llego una llamada del jefe, Nuddleman, diciéndome que debía esperar refuerzos prontamente y que para la noche o lo mas temprano posible deberían estar aquí los demás, por demás estoy hablando de los agentes de otros cuatro estados y con quienes tengo relaciones de años... el problema es que con uno de ellos en especifico tengo una relación que a veces quisiera poder olvidar.

Tomando el desayuno fue cuando cayo de sorpresa, ella, Amanda Chapel y un hombre ya viejo, posiblemente su padrote, quien fue muy silencioso pero no ella, como siempre; nociva para el ambiente y todo lo que le rodea, me dejo sin mucho que decir y con la amarga memoria de París en 1922, cuando por “accidente” matamos al Primer Ministro, no tenia cara que dar a Nuddleman y hasta la fecha me lo sigue reprochando por dejarla hacer lo que quiere, como si yo tuviera alguna clase de responsabilidad sobre ella.

Lo único bueno que obtuvimos de ella fue, y no lo recordaba ni tampoco tenia por que recordarlo, el acceso al Golden Dawn, o como fuera que se llamaran ahora, y con esto podíamos obtener información veraz y rápida de lo que fuera que estaba pasando en la vicinidad. Con eso puesto en acción nosotros decidimos separarnos y continuar nuestra búsqueda en la biblioteca, el ayuntamiento y algunos sujetos que todavía estaban en nuestra lista de prioridades.

El viaje a la biblioteca por nuestra parte produjo datos interesantes. Primero, descubrimos que esa misma noche tendrían una cena y baile de gala para una causa benéfica, segundo, después de comprar un nuevo auto, ya que el otro lo habíamos perdido para siempre, me reporto el bibliotecario que venia en nuestro grupo que alguien nos seguía, estos entraron a la biblioteca y comenzaron a hablarme de una propuesta para establecer relaciones con la organización paraguas de Nuddleman pero no me lo trague por un momento, no tenían ellos forma de saber quien era yo ni mucho menos y el bibliotecario termino por confirmar que estos hombres eran agentes del FBI.

Los pude sacar de ahí y nosotros continuamos con nuestro trabajo, ir a aquel lugar con la gente adinerada y hacernos pasar como de la clase, el único que no tenia problemas para esto era el hombre con el que había llegado Amanda, el era un natural, un riquillo excelso, pero para nuestra fortuna lo podíamos usar a nuestra ventaja ya que con el podíamos comenzar a preguntar que es lo que pasaba en la alta esfera y si alguien sabia algo del nuevo culto cristiano-taoista.

Sucedieron varios acontecimientos; primero, no teníamos trajes, caso resuelto con algo de dinero; segundo, rentamos otro automóvil y pagamos a unos conductores para que nos llevaran ya que no nos podían ver manejando nosotros dichos automóviles; tercero, nuestro fondo era filmar una película y la búsqueda de estrellas para el papel estelar, cual era la película no lo sabíamos, solo teníamos la idea base y jugaríamos con ella; cuarto, al llegar al lugar nos permitieron la entrada sin problema alguno y nos dividimos, yo me dedique a hablar con algunos conocidos de Nuddleman y hermanos Masones con respecto a lo que estaba sucediendo después de los eventos que cause en la Gran Logia, por fortuna no lo vieron con mal ojo y fui bienvenido entre ellos sin mas que agregar; quinto, el rico, el bibliotecario y el anticuario tuvieron mejor suerte que yo, se encontraron con una mujer que les dio mas información de la que pudimos esperar, sabíamos ahora que el hombre encargado de la orden era un hombre de apellido Whittaker, a quien le decían maestro, mas no obtuvimos su residencia ni con quien podíamos contactarnos para mayores datos; sexto, el FBI volvió a aparecer y con eso nuestra huida era definitiva, corrimos y desaparecimos de ahí sin dejar huella.

En el transcurso de vuelta al hotel nos siguieron dos automóviles con las luces apagadas, no nos tomo mucho deshacernos de ellos aunque el anticuario salio herido pero no de gravedad y al hacer una búsqueda rápida encontramos que eran miembros de la fraternidad aunque lo dudo o si lo son entonces no están con nosotros, posiblemente pudieran ser miembros de algún otro grupo aparte, no era de mi incumbencia de igual manera, teníamos otras cosas mas importantes.

En el hotel el bibliotecario me entrego una carta que había tomado del auto de los oficiales del FBI, alguien había hecho un giro contra nosotros por contrabando de alcohol, abuso de poder y falsificación de identidad; alguien con poder estaba moviendo las cuerdas y nos quería sacar del camino, ese alguien debía estar en la Gran Logia y si tenían tanta urgencia es por que alguna alineación debía existir, debíamos actuar ya.

Me comunique de inmediato con Amanda y al decirle de la situación me dijo que estaría ahí en cuando antes al igual que el resto del equipo y nos veríamos en el hotel para después pasar a su cuartel dentro de la ciudad.

Afuera se escucharon varios camiones moviéndose, era el FBI y traía a oficiales de la policía fuertemente armados, nosotros no teníamos mas opción que correr a toda prisa y buscar una salida alterna, por fortuna el Gerente del Hotel se apiado de nosotros, dándonos salida por el elevador de servicio y de paso entregándome una carta con información confidencial que nos ayudaría a encontrar al culpable directo de los eventos.

Nos bloquearon, estábamos a unos pasos de la libertad y los oficiales ya habían entrado pero no eran tontos, tenían los otros lados de la calle cortados también, tuve que usar una maniobra rápida y distraerlos para dejar que los demás llegaran con Amanda, yo podía arreglármelas solo pero era importante que ellos le informaran todo lo que estaba pasando.

No se todavía como lo hice pero logre escaparme de ahí con vida, no puedo decir lo mismo de los oficiales o su camión, ni mucho menos del edificio contra el que choque, pero al menos estaba completo y les había generado suficiente distracción a ellos para que Amanda se los llevara, que de esto fue lo ultimo que supe de ellos hasta mucho después, cuando me enteraría de las fatalidades de lo que había transcurrido en la Gran Logia, de la cual ahora no quedaban mas que escombros y cenizas.

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...