Saturday, January 21, 2012

Análisis de Lectura: Siddhartha de Herman Hesse


Análisis de Lectura:
Siddhartha de Herman Hesse

Herman Hesse expone en este pequeño libro una bella historia de cómo uno tiene que descubrirse a sí mismo a través de lo que se podría considerar como las calumnias de viajar entre ambos lados de la vida que consisten en el camino oscuro y lúgubre donde no hay nada más que vicios y males y el lado de iluminado donde existe únicamente paz y tranquilidad.
Tomando como personaje principal de esta obra a Siddhartha, mejor conocido como Siddhartha Gautama el cual es considerado como el ultimo Buda y el fundador del Budismo, el autor nos presenta un viaje donde se busca saciar una sed que no tiene fin, se busca llenar aquel vaso que cada vez se va quedando mas vacio al generar preguntar que conllevan a una serie mucho mayor de preguntas de las cuales no se obtiene una respuesta clara o del todo.
Siddhartha desde muy temprana edad promete ser un gran Brahmán lo cual le pone en un pilar bastante alto del cual muchos no lo pueden bajar aunque él no se considera de cierta manera tan exageradamente especial como a él le imponen más que nada porque él decide comenzar un viaje para saciar su sed de conocimiento y es aquí, a una joven edad, cuando este hombre comienza su aventura junto con su amigo Govinda uniéndose ambos a los Samanas.
En un relativo corto tiempo, años para ser más preciso, el joven Siddhartha se da cuenta que las enseñanzas de los Samanas se relacionan mucho con la de los Brahmanes y que a final de cuentas no tiene tanto sentido todo esto que aprende pero su actitud cambia al toparse con Gotama, como se le conoce en el libro a Buda o el iluminado como también se le ve nombrar en la obra, y generarse a sí mismo la idea de que aquello que tanto anhela está realmente dentro de sí mismo y por ende debe conocerse bien, es en este punto cuando su amor por si mismo crece y abandona los caminos preestablecidos al contrario de su compañero Govinda el cual decide quedarse con Gotama para aprender de él.
Avanzando mucho mas adelante nos encontramos a un Siddhartha viejo el cual se ha unido a lo mundano por considerarlo un juego y es el ahora uno más dentro de esta partida. Cuando los observaba originalmente él consideraba a todos los hombres como hombres-niños, tomando esta connotación como aquellos que están atrapados en un círculo vicioso del que no salen ya sea por confort, desidia, vicios como la bebida o el juego donde pierde fuertes sumas de dinero a las cuales simplemente les sonríe o cualquier otro parecer que no esté relacionado directamente con el alma. Atrapado pues el también en estos juegos le es imposible darse cuenta de todo esto que pasa a su alrededor con claridad y no es hasta que llega un momento de lucidez cuando se compara a sí mismo con Kamaswami, un mercader que le enseño a él todo lo que sabía, y que a final de cuentas termino siendo el exacto reflejo de su maestro. El hundirse a estos vicios o juegos es relativo a Kamala, una bella mujer que encuentra al momento de mudarse a la ciudad donde habitaría una buena parte de su vida, y esta le informa que para ser su amante debía vestir y calzar como los ricos aparte de un mundo de regalos que debía entregarle para que así le mantuviera contenta.
Salido de este mundo de vicios lo deja todo y regresa al rio que visito durante su juventud, un rio que viajo cuando venia hacia la ciudad y donde encontró a un barquero al cual le comento que algún día le gustaría aprender su oficio, y buscando darse muerte cae al lado de un cocotero donde nuevamente encuentra su propósito y por fortuna encuentra a su amigo Govinda el cual ya se ha convertido en uno de los seguidores de Buda. Una vez retirado su amigo, Siddhartha se dirige hacia el rio donde topa con el barquero y le pide que le enseñe esta vez su oficio.
Es durante el tiempo con el barquero que Siddhartha aprende alguna de las lecciones más valiosas de su vida y es lamentable que le toque ver algunas de las tragedias mas grandes también. Al poder comprender mas sobre la vida, sobre escuchar, sobre entender las cosas y poder razonar claramente, se topa con Kamala, quien fuese a buscar a Buda el cual estaba en su lecho de muerte y ya no se le podría ver más debido a que esta era su ultima reencarnación, esta misma había donado todo previamente al Buda lo cual incluía el jardín donde habitaba, pero es durante la travesía que esta muere por la mordida de una serpiente y su hijo, aquel hijo que tuvo después de su último encuentro con Siddhartha, le encuentra un odio profundo a su padre ya que no quiere vivir como él, no quiere vivir la vida estoica, filosófica y espiritual que su padre ha forjado para sí mismo y con dolor y amor acepta los regaños, castigos e insultos de su hijo por tal de darle gusto aunque nunca lo logra y este escapa por lo cual el no puede hacer realmente nada para detenerle.
Finalmente Siddhartha logra entender con claridad todos los eventos de su vida, entiende el rio, entiende el curso de la vida, entiende a Brahmán y Atman que representan la divinidad, aquello que no tiene forma y que siempre fue la codicia que pellizcaba en su interior, comprende lo que se podría considerar como el Ying Yang, el bien y el mal, la luz y la oscuridad, el amor y el odio, encuentra un equilibrio que le gana una sonrisa eterna, una sonrisa que provocaba lagrimas de emoción, es Govinda el que le ve cuando ha llegado a este estado de iluminación y le compara directamente con Gotama, el Buda, haciendo mención que esa sonrisa y el aura que irradia, el amor por decirle de alguna manera, solo lo había visto provenir de una persona y esa misma era el Buda que ya había pasado por fin al descanso eterno.
Es un relato corto, aproximadamente 150 páginas, y muy interesante ya que en los 60 se volvió una lectura obligada por su contenido y más que nada por el hecho de abrir las puertas de Oriente a un Occidente que todavía se encontraba algo aislado de estos pensamientos como fuera el Budismo, Taoísmo, Confucionismo, Hinduismo, etc. Es un contraste demasiado fuerte comparado con Occidente o como fueran las Religiones del mismo territorio como fuese el Cristianismo o el Islamismo, pero de igual manera aunque se encuentre relación entre ambos mundos siempre será más antiguo y más sabio aquel mensaje que nos dejo el hombre que conocemos como Buda, un mensaje de amor mucho más viejo que aquel dejado por Jesús de Nazaret.

Analisis por: Vicente Manuel Muñoz Milchorena

5 comments:

  1. Siddharta se convierte en el Buda al final?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Así es Kurdt, esa sonrisa que muestra al final es el momento donde indica su elevación a ser buda, el ya lo comprendía y Govinda es el que lo confirma.

      Delete
  2. muy buen texto, la verdad tiene algunas faltas de ortografía pero el contenido esta genial y muy bien explicado.

    pd: como recomendación para la otra intenta ocupar la estructura de enumeración descriptiva creo que el contenido quedara mejor explicado y se te facilitara el explicarlo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Enterado, agradezco el comentario y con buena razon creo que debo retrabajarlo con una mejor estructura y una meticulosa revision ortografica.

      Saludos!

      Delete

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...