Monday, March 11, 2013

La noche anterior


No estoy muy seguro como llegue aquí, tampoco se donde estoy, lo único que se es que me siento de la chingada, molido, creo que estoy un poco crudo de la peda de ayer... al menos recuerdo que ligue muy sabroso con una güera sabrosa que estaba dándome y dándome vueltas, espero que no me marque... bueno, no, si, que me marque, se me antoja seguirle dando cuerda un rato por que se ve que es de lana y si le puedo sacar algo de provecho pues que va, quien no se deja querer así.

Pero nada de eso me sirve ahorita, lo único que me importante saber es, ¿donde chingados estoy?

Veo poca luz que viene de la izquierda pero no parece ser una ventana, son como agujeros, no tienen forma de ventana, parece como si fuera un colador, rayitos en el piso, que creo es de madera, y en la pared de la derecha se ve que la pintura es vieja y se esta descarapelando de lo que parece ser ladrillo, no veo otra cosa mas que llame la atención, me duele el cuello y el lado izquierdo de la cabeza, el ojo izquierdo lo puedo abrir a medias y me lastima la luz cuando trato de usarlo, posiblemente me pegue con algo o termine peleándome con algún pendejo por ahí.

Debería dejar de tomar tanto... nah, no creo que sea tan grave.

Ahora, si me pudiera mover estaría mas al putazo pero creo que estoy atado de pies y manos, a lo mejor esta güera es una de esas locas dominatrices que le gusta amarrar y dar latigazos, hmm, eso suena bien, loca, con dinero, posiblemente también se come los mecates, nada mal.

Se escuchan pasos a la derecha, pesados, no, espero que no sea un enorme tambo de manteca lo que este en el otro cuarto, o algún pariente de ella, se dirige hacia acá, ahora que lo pienso, no estoy vestido, y hay sangre... espero que eso sea por que era virgen, no, ni en mis pinches sueños mas guajiros pude haberme tirado a una virgen, se veía putisima... pero que tal si era una menor, ahí si el que se chinga soy yo.

Alguien abrió la puerta lentamente, el rechinido me erizo la piel pero me puse peor cuando vi que detrás de ella estaba una persona enorme, gorda, musculosa, con un mandil blanco lleno de sangre y una mascara de luchador, su mano izquierda sostenía una pierna que estaba conectada a lo que es o era la rubia que según yo me había tirado, en su mano derecha un cuchillo de carnicero pesado, chingue su madre, ya me cargo la verga...

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...