Saturday, January 21, 2012

La Tecnología y su Mercantilismo Agresivo


La Tecnología y su Mercantilismo Agresivo

Es comun hoy en día, al igual que en el siglo pasado, encontrar los medios inundados con objetos que nos quieren vender a como dé lugar haciendo alusión a cientos de milagros y maravillas como tales fueron todas las herramientas y pastillas para bajar de peso que aun están de moda o el sin fin de electrodomésticos inútiles que nunca realizaban bien la función que se exponía en los infomerciales. La tecnología, en especifico la computación moderna, se jacta de hacernos las cosas más fáciles cuando a la vez genera problemas más complicados, que no existían para empezar, y por ende generar un ciclo vicioso y violento de investigación y desarrollo que conlleva a un consumismo masivo acompañado por el bombardeo de los medios masivos que dan pie y cabida a que cierre y comience el ciclo nuevamente.

Dejando a un lado lo obvio y pasando a hechos palpables esta el caso de la compañía eMachines la cual vendía maquinas a precios accesibles durante la época de los 90 para la población de tipo media y baja dando, en teoría, un equipo razonable por el precio que estos círculos de gente podían pagar.

Lamentablemente dichas maquinas eran sub-estándar, incluso en aquellas épocas, dando por entendido que la implementación por parte de la compañía de un plan de ventas engañoso y milagroso, para el comprador, terminara por hundirles en la miseria y finalmente en Chapter 11 o bancarrota. El caso más conocido de eMachines, presenciado incluso por mi persona y algo que se vuelve fascinante a un nivel que debe ser convertido en parte del recuerdo histórico, entre sus usuarios era un slogan que portaban la mayoría de las maquinas que mencionaba This computer is never obsolete o esta computadora nunca se vuelve obsoleta mas un sinfín de números y partes que los clientes no entendían pero que impactaba con su burdo color amarillo y negro como lo usara la revista Alarma. Para la triste fortuna de los usuarios sus equipos sub-estándar no realizaban los milagros mencionados y era un terrible dolor de cabeza conseguir soporte por parte de la compañía o a la larga terminaba siendo excesivamente caro mejorar el equipo actual ya que en los casos más severos no cumplía ni siquiera con el mínimo de memoria RAM o procesador para correr aquellos tan temidos Windows 9x, x es como se menciona a la familia 95/98 y en ciertos casos ME o Millenium que estaba basado en esta familia y que al igual que sus hermanos mayores fueron unas de las pesadillas más horribles de los técnicos de computadoras e ingenieros de software por razones varias pero en general basadas en no seguir un estándar fijo, de Microsoft.


¿Y a final de cuentas que significa todo esto para el usuario promedio?

El usuario promedio no tiene noción general de que realmente está usando, el simplemente quiere lo más nuevo y lo más rápido, el quiere el Aston Martin de la computación y si así lo tiene hoy puede que dentro de unos seis meses su poderosísimo automóvil se vuelva un Modelo T a comparación del modelo más reciente. Es muy común escuchar la queja de los usuarios con respecto a la velocidad a la que operan sus maquinas cuando no comprenden ni siquiera la medida que se debe usar o como debe ser medida, que realmente depende de la configuración y el equipo en general. Desafortunadamente muchos no solo no comprenden esto si no que también esperan milagros, realmente quieren que su máquina piense por ellos, y esa operación matemática todavía no es válida en esta realidad.

Todo este ámbito es generado gracias a todos aquellos que pelearon contra lo establecido y decidieron jugar por con sus reglas, de la manera más sucia si era necesario, para llegar a la cima como fueran los casos de Microsoft y Apple, donde Microsoft le robo la idea de la interfaz grafica junto con el mouse a Apple y este por su parte el robo la idea y el concepto de lo que hoy conocemos como el mouse y la interfaz grafica a Xerox que son los verdaderos fundadores de ambos proyectos, pero por razones fuera de las manos de los desarrolladores, nunca le vieron despegar por que los ejecutivos de la firma pensaban que la palabra mouse o ratón era algo demasiado estúpido al igual que el concepto general y en otro caso más conocido, con el cual se empezaría el ciclo de la computación moderna, es cuando Bill Gates y Steve Balmer venden la idea de MS-DOS, Microsoft Disk Operating System o sistema operativo de disco Microsoft o de Microsoft, al titán IBM pidiéndole que el sistema operativo pueda ser transferido a otras plataformas a lo cual responde la firma de IBM que no tienen ningún inconveniente por que el dinero está en la venta de los equipos y no del sistema operativo… 31 años después los resultados no pueden ser más claros, en especial con la venta de la división de computadoras y laptops de IBM a Lenovo.

Es así entonces como dentro del agresivo mundo de la computación, donde existían reglas que cambiaban a cada momento y estándares que se formaban conforme la tecnología daba pasos desmesurados, recordamos a todos estos hombres que nos han llevado a donde estamos hoy como fueran Bill Gates, fundador de Microsoft, y su compinche Steve Balmer, que gritara eufóricamente por los desarrolladores mientras se bañaba en su propio jugo, Steve Jobs, el orador del siglo XX y XXI que nos vendía todo para nosotros con esa notoria i minúscula al principio de todos sus productos y aquella pequeña compañía, en ese entonces, que hizo su primera película únicamente con animación hecha a computadora acerca de un grupo de juguetes donde destacan un vaquero y un astronauta, y casi hermano Steve Wozniak, el responsable de lograr el cambio de hacker de caja azul a hackers de cache con aquellas cajas de madera moderna cuando antes todo tenía que ser ensamblado a mano, Linus Torvalds, aquel brabucón que un día se apareció en el BBS de Minix anunciando un sistema operativo que era basado en Minix pero era gratuito aunque lamentablemente seria solo un hobby, nada serio comentaba, y ese hobby, que menciono hace 21 años, es conocido hoy como Linux el cual sigue siendo gratis y se usa en más del 80% de los servidores a nivel mundial por su efectividad y capacidad de manejo de recursos y como ultima mencione, no menos importante que los demás, se encuentra el equipo que desarrollo Unix y el lenguaje de programación C, sobre el cual están escritas las mayorías de las aplicaciones actuales y es aparte uno de los lenguajes más usados en el mundo junto a su hermano C++, que trabajaban para la compañía Bell, que para la mayoría de nosotros no fue conocida a excepción de sus hijos, generados por la ley anti-monopolio, que son los Baby Bells conocidos por los nombres de Ameritech, Bell Atlantic, BellSouth, NYNEX, Pacific Telesis, Southwestern Bell, U.S. West, aunque algunos de estos tal vez no nos suenen por convertirse en mini-monopolios que hoy conocemos por los nombres de SBC Communications, AT&T, Verizon o Qwest ,por allá de los 60 y 70 en la inmortal maquina PDP-7 que vería no solo esto sino muchos otros proyectos construidos en esta plataforma de los cuales se incluye un curioso personaje que posiblemente se lo comerá un grue.

Es a través de esta innovación que se muere lentamente, se pierden varias cosas, como las costumbres o identidad, y a la vez se ganan otras de igual o mayor valor durante todo este proceso como el anonimato, el que se convierte en legión y que no olvida ni perdona, y la libertad pura de expresión que ha visto uso y abuso desde los 90, cuando dial-up se volvió accesible a cualquier usuario por precios, que hasta esas fechas, no se habían visto, y el mundo ahora se encontraba a un click o unas letras de distancia.

Pero, regresando a un punto anterior, todo este beneficio tiene consecuencias, como se comentaba anteriormente, donde los sistemas y aplicaciones se vuelven una necesidad maligna dentro de la vena consumista, como las redes sociales, por ser lo más nuevo o lo que está de moda. Es por toda esta cultura consumista en exceso que aquella computadora que nunca es obsoleta, la que ya todo mundo ignoro y deshecho, no lo es por que como dijera aquel norteamericano perdido en la traducción bajo el pseudónimo de K. Mandla:

“Yo no soy minimalista, yo soy maximalista”

Cuando lo menciona hace referencia a su favoritismo por la línea de comando de Linux, aquel cuadro negro que la gente teme por que le recuerda una época antigua de perdición y confusión donde era un infierno hacer cualquier cosa, con la cual puede realizar las mismas funciones que con una interfaz grafica. El maximalismo que menciona hace motivo de reciclar computadoras viejas y darles uso útil como fuera un estéreo, un reproductor de películas, un servidor web o de archivos para aquellos activistas o alumnos que necesitan sus archivos a cualquier hora, una infinidad de operaciones que se le pueden dar a aquellas maquinas de ayer todavía funcionan y que a contra de la cultura consumista no es necesario que sean unas bestias portando exageradas cantidades de memoria RAM, espacio de disco duro que esta acomodado en formaciones nórdicas o procesadores que parecen hidras.

Todo esto, aparte, debería ser manejado por las leyes básicas de la GNU y, una vez liberado así al mundo, cada quien haga lo que guste con lo que encuentre mientras se respete la obra intelectual dando crédito a quien se lo merezca y sin cobrar un solo centavo para que así aplique únicamente la ley donde el más fuerte pueda sobrevivir rascándose con sus propias uñas porque final y efectivamente solo el más fuerte sobrevive en ese mundo donde la tecnología continua pudriendo todo lo del viejo mundo para dar paso a uno donde el silencio reina y solo se escuchan las abejas zumbando.

Por: Vicente Manuel Muñoz Milchorena

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...