Saturday, January 21, 2012

Filosofando en un día de pago

Filosofando en un día de pago

¿No es acaso cómico que en lugares como una taberna, el lugar de nacimiento de conspiraciones, amores e incluso grandes organizaciones como las Logias Masónicas, sea un lugar tan amplio que puedas llegar a filosofar de la vida?

Tal vez sea el alcohol o las plantas psicotrópicas que consumen los patrones sean las causantes de esta apertura de mente o puede que simplemente este edificio de origen Romano sea como un templo sagrado a esta sabiduría a priori o de experiencia propia, como guste llamársele.

Hay veces que uno divaga de cosas tan estúpidas como quien se tiro a quién y por qué cierta persona anda saliendo con otra persona de reputación deplorable o hay casos esporádicos, tal vez no tan esporádicos, donde existen ciertas chispas de inteligencia o razón que te alumbran el día con experiencias o conocimientos que comienzan a abrir tu mente hacia otras puertas o dimensiones donde existen más de una manera de ver las cosas.

Por ejemplo, pensar que uno puede hablar de experiencias tales como las de un consumidor de marihuana que comprende que la conexión con la tierra no es simplemente un lugar donde vivimos y ya. La tierra nos da frutos que nos alimentan, nos cobija con su cálido abrazo y a la vez se preocupa de darnos todo lo que necesitamos cuando todos nosotros ni nos interesa ni nos preocupamos por realmente cuidarla al grado que la hemos dañado como lo hemos hecho con nuestros mares y océanos los cuales gritan cada día, hora, minuto y segundo con sus olas todopoderosas que se le respeten pero nadie le escucha. Por eso el aire es su venganza en la forma más pura, algo tan esencial que no podemos vivir sin él y que a la vez nos mata cada vez que le respiramos. Malvada ironía de Dios que nos hace adictos a él sin advertirnos como lo hacen estas cajetillas de cigarros que nos venden ahora con mil anuncios de que se va a morir uno por su consumo… que estúpidos son al no entender que lo único certero en esta vida es tu fin y que si no lo aceptas eres más débil que el más tonto e iluso.

También discutimos del hecho de cómo un animal, en este caso un perro, el cual realmente conoce la palabra lealtad, honor, sacrificio y dolor al ver que su amo, un joven estadounidense que regresa de la guerra de Irak en un ataúd, se encuentra en un féretro. El animal se acuesta a su lado y le llora porque sabe que es el fin de su amo, el ya no está en esta fase o dimensión física donde las cosas según importan, el ya no es uno con su amo y le duele porque no está aquí con él y absurdo sea el que piense que es porque esta persona es amada para el animal simplemente porque él era el que le dio de comer y jugaba con el todos los días. ¿Qué no es este mismo sentimiento el que un padre o madre la transmite a su hijo cuando está en sus primeros años formativos donde estas figuras crean un impacto tan grande que el niño puede llegar a amar o odiar a dichas figuras? ¿Acaso estamos tan cerrados de mente como para no poder aceptar que un animal tan pequeño y simple no pueda aceptar o entender estas palabras o sentimientos mucho más allá que las que nosotros podemos? ¿Acaso ya perdimos este sentido de conexión feral con la tierra y los demás seres y solo mentimos cuando sentimos, según, atracción o amor a ciertas cosas u objetos?

Son cosas tan simples que dejamos pasar por nuestros ojos que nos da a entender que tanto hemos perdido en nuestro supuesto proceso evolutivo… un proceso de degradación donde nos jactamos de ser superiores al planeta y al animal porque pensamos cuando realmente hemos estando de-evolucionando tanto que ya hemos perdido contacto total con lo que realmente importa que es nuestro mundo el cual es el único que tenemos a nuestro alcance.

Mas cómico, pienso yo, es el regreso de dicha taberna cuando te encuentras en un vehículo de color rojo que sigue una ruta predeterminada por un conductor que tal vez sea más sabio o conocedor de la vida que uno mismo, tocando en la radio una canción que habla de un Jesús personal que te pide que levantes el recibidor y de donde recibirás carne y hueso por dicho aparato, donde la gente sube y con honor le cede el paso a otras personas. Me da confianza y felicidad ver que a altas horas de la noche todavía existe así… que todavía este planeta puede que no esté tan condenado a morir y extinguirse como me lo han hecho ver ciertos trabajos por los cuales he pasado donde la gente tiene un lapso de atención peor que el de una mosca o que no comprenden palabras o letras tan sencillas como una vocal o consonante… barreras o impedimentos de comunicación que no tienen nada que ver con el lenguaje sino mas bien con el hecho de que esta gente tiene tan lavado el cerebro y es tan ignorante de todo lo que existe a su alrededor que viven como los caballos con la vista tapada hacia una sola dirección.

Finalmente es, de cierta manera, bizarro que llegue a mi cueva y me ponga a escribir un texto relacionado con cosas que no tienen nada que ver con lo que tengo enfrente de mí. Este mí, yo, el o tu que es frio y simplemente muestra un espejo a un mundo que no existe mientras una voz grita con una voz gutural palabras acerca de un campo de batalla seleccionado tácticamente por adelantado para empezar una guerra naval dentro del pacifico… que extraño que dicha voz venga de un lugar llamado Noruega donde solo sale música de gente que quema iglesias y alaba a Satanás por que según quiere regresar a sus raíces nórdicas y no entiende el hecho de que personas antes que ellos están tristemente arrepentidos de haber hecho alguna vez estas acciones para provocar que gente tan ignorante llegara al estrellato simplemente por pintarse la cara de blanco y negro, como sus ancestros barbaros alguna vez lo hicieron cuando peleaban por sus tierras y creencias contra una urbe tan gigante que decía dominar todo el mundo conocido, y que gente del otro lado del mundo tomara tan enserio que quisieran imitarlos cuando ellos menos entienden el significado de luchar por regresar a tus raíces… raíces que ya no existen y nunca existirán porque para empezar no estaban ahí.

Pobres ilusos que creen que la respuestas yacen en cosas tan vanas como pintarse, verse hermosos o comportarse dentro del estándar social cuando no conocen, entienden o ven que fuera de dicho supuesto estándar existe un mundo de posibilidades tan infinitas que ofrece nuestra madre naturaleza que los mismos Dioses Mitológicos estarían dispuestos a ponernos una paliza a sarta de truenos, inundaciones, fuego y muerte con tal de que viéramos mas allá de lo que nuestra inútil vista de caballo nos deja ver.

¿Me equivoco con opinar que la manera del Hombre de ver su evolución es regresar a sus raíces?

Por: Vicente Manuel Muñoz Milchorena

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...