Saturday, January 21, 2012

El Conformismo como estándar para la medida de una queja.


El Conformismo como estándar para la medida de una queja.
A medida que pasa el tiempo las cosas pierden forma, orden, estabilidad y uso, el hombre decide prevenir o disminuir este proceso, para beneficio propio o general, por medio de la estandarización y regularización así generando e imponiendo un orden dentro del caos o, mirándolo dentro de un espectro mucho mayor, generando caos dentro del orden.

Dentro de todo esto se genera un estándar de vida más alto, más cómodo, más saludable y amigable, con menos trabajo pesado y mejores posibilidades, se comienza el sueño utópico y se encierra la mente en una jaula dorada donde no existe nada afuera más que todo lo indeseable.

Es cuando este orden se quiebra, como fueran las varias caídas económicas del Siglo XX o para dar un ejemplo más reciente la recesión económica que comenzó en 2008, que la gente se queja pero en la mayoría de los casos lo hace con doble cara, doble moral, doble intención, pero a final de cuentas lo hace con pereza, dijera el buen Maquiavelo, para su beneficio propio, en general, y sin verse en la necesidad de mover un solo dedo. Es una queja vuelta anónima, escondida detrás de la infinita mascara del internet donde los bucaneros, corsarios y criaturas no identificadas navegan estos mares amorfos.

Ejemplos como estos existen cientos pero de igual manera, haciendo uso de un ejemplo reciente, tenemos una página en internet que se encarga únicamente, y se deja en claro el punto, de almacenar archivos, que pone ahí aquella gente que usa dicho servicio y no el proveedor, con el afán de compartirlos con miles o millones de usuarios para un beneficio común, tal vez cínico o descarado, tal vez de muchos frutos, puede que incluso genere alguna clase de ganancia, es imposible saberlo a la larga aunque algo que si queda claro es que la gente se tira a borbotones a quejarse por quitar dicho servicio que realmente solo deja beneficia a los bucaneros. El grito y la demanda son tan grandes que ensordece y ciega pero sigue viniendo sin validez cuando se expone que el sitio genera pérdidas millonarias a las Corporaciones. Corporaciones que de igual manera generan millones a beneficio sin discreción por las maneras más justificables, según entendemos, dentro de la jurisprudencia del país correspondiente sobre el cual se menciona estaban los servidores de dicho servicio.

¿Quién es el villano?

¿El populo bucanero, los corsarios astutos de sombrero negro, gris y blanco que simplemente se ponen sus mascaras o toda aquella criatura sin forma?

¿Tal vez sean las corporaciones malvadas y sus cobros exagerados por sus productos y servicios?
Si somos honestos, realmente honestos, todos somos culpables de lo que está pasando. Para empezar el servicio que se proveía tenía un buen propósito, funcionaba de la manera que decía y cobraba cuentas Premium para aquellos que desearan bajar más información de la permitida por cada periodo de tiempo pero también existen todos aquellos que le daban la vuelta a esto y evitaban pagar para beneficiarse de manera injusta a comparación de aquellos que si pagaban. Como siguiente punto vemos que el material subido, en su mayoría, es material que contiene derechos de autor y a final de cuentas que no todo en el internet tiene derecho de autor de alguien ajeno al propio, no debería estar censurado todo el internet entonces.
¿No deberíamos mejor apagar ese switch enorme que dice internet y a la vez terminar con toda la hipocresía que genera el internet en cuanto a quien tiene el ‘pene digital’ más grande?
Muy tarde, ese switch ya no existe y lo único que queda es pelear por lo que se cree justo y noble pero terminamos nuevamente con una definición quebrada.

Los bucaneros reclaman su derecho de navegar estas aguas libremente y sin problema alguno mientras que la gente de tierra firme quiere imponer trabas y candados sobre los mares, sin incluir las tarifas que ya cobran por conseguir un barco que es bastante lento, para ver mayor beneficio en unos bolsillos donde ya no les cabe una moneda de oro de tantas veces que nos han revendido la idea de la nueva rueda que gira más rápido que la anterior.

Si nos damos cuenta es aquí donde debe cambiar ese punto, debemos dejar de conformarnos con nuestra bella jaula dorada que hemos aprendido a amar y ver mas allá, donde se encuentran otras jaulas con otras mentes atrapadas, donde existe gente que ya despertó y se ha unificado, en su mayoría en internet, pero debe obtener presencia en el mundo real, donde la batalla importa muchísimo más por que impacta de manera mas flagrante observar a una masa de gente reunida en un espacio que la cifra de 2,000,000 de votos donde se incluyen nombres como ‘El Ratón Miguelito’, ’Suiseiseki’, ’Anonymous’, ‘Troll Dad’, etc. Que realmente no tienen validez legal en ningún lado como también lo fuera aquella votación donde Christopher Poole, mejor conocido como Moot o el administrador de 4chan, gano el premio de la revista Time como la persona más importante del 2008 que en realidad fue otro punto importante donde aquella Legión impacto de manera radical en la función donde también lo hace hoy en día al derribar paginas del gobierno de Estados Unidos y otras organizaciones.

¿Qué son cyber-terroristas?

Es posible dejarlo a debate abierto, ser un terrorista implica muchas cosas pero el hecho de derribar una página no te clasifica como un terrorista al menos que de alguna manera generes pérdidas millonarias como lo fuera el ‘Hacktivismo’ a paginas como eBay o Amazon que viven de que su gente visite y consuma, por decirle de alguna manera, directamente de su página. Tampoco se puede olvidar el hecho de que se pueden generar gastos que no se pueden cubrir al momento de crear un ataque tipo DDoS ‘Distributed Denial of Service’ donde varias computadoras mandan peticiones de información excesiva a la pagina la cual genera un consumo dentro del ancho de banda designado por mas y finalmente genera ya sea la caída de la pagina por falta de recursos, la caída de la pagina por terminarse el ancho de banda o simplemente un recibo gigantesco por el consumo de recursos y ancho de banda.

¿Cuál es el punto aquí?

Todos ellos, sin rostro, sin figura, con una sola voz, están haciendo algo en contra y a pesar de que Anonymous de alguna manera ya dejo de ser aquel chiquillo travieso y pervertido de antes para convertirse en una figura reconocida y a la vez temida tanto en el espacio cibernético y físico, no deja de sonar ridículo todo el debate que se lleva a cabo con respecto a si derriban una página o si contra-atacan, si no les gusta esto o lo otro.

Se debe pelear pero también se debe buscar un buen campo de batalla y no simplemente tirarse al pozo porque aunque parezca que las leyes que se quieren imponer, SOPA y PIPA, no van a pasar por el Congreso ya que todos los que apoyaban estas mociones están dejando el barco, que se hunde más rápido que el Titanic o aquel navío Italiano que se volcó, esto no quiere decir que no nos puedan parar, no quiere decir que no se violen los derechos, lo que se debe pedir es que se reestructuren las reglas del juego y que a la vez se comience una regularización lenta pero segura del internet o de lo contrario es muy factible que continúe esta lucha donde todo mundo se queja por que se remueve su derecho a bajar la canción, película o cosa que guste del internet sin querer dar nada absolutamente nada a cambio por que a final de cuentas si todos pensáramos con la misma actitud de, no pagar por nada, no consumir nada, no tendríamos economía, todo colapsaría, tendríamos un holocausto cibernético por decirle de alguna manera.
Buscar el punto medio es clave, dejar el conformismo atrás pero también dejar el consumismo de un lado por un momento y moderar, modular, modernizar.

Por: Vicente Manuel Muñoz Milchorena

No comments:

Post a Comment

Alquimia y Marx

Dice Marx que "todo lo solido se desvanece en el aire", al menos esto lo cita Marshall Berman y lo usa para su libro del mismo no...