Saturday, January 12, 2013

Lagrima


En aquella calle transitada, que visitaba cuando trabajaba en una empresa que no menciono, estaban unos tacos al vapor que eran de cuestionable calidad y sabor, mas bien no sabían a nada, y mientras trataba de degustarlos, tragarlos, apareció un hombre que recuerdo muy bien hasta la fecha.

Era viejo, arrugado, se veía cansado pero no débil, gastado por el campo, su vestimenta me lo hacia saber claramente, con su piel de bronce como prueba adicional de ello, cargaba en sus manos un sombrero de paja que extendía a todos los presentes en busca de algo de dinero, lo que fuera, con la razón de buscar su sustento ya que en su condición seria muy difícil trabajar.

En aquel momento que vi a ese hombre sentí pena por el, seguí comiendo aquel asqueroso taco pero me quede decidido a entregarle algo de dinero pero no se si fue mi acción o no lo que provoco que una lagrima recorriera su mejilla izquierda, de un ojo que estaba medio abierto y de un color blanco atemorizarte.

De inmediato saque algo de dinero y lo deposite en su sombrero, el hombre me agradeció con una sonrisa parcial, apenas perceptible en aquel rostro desgastado, y continuo en búsqueda de su sustento entre los otros clientes de aquel horrible carrito taquero.

Hasta la fecha todavía recuerdo su rostro... marcado por la tristeza, el desespero y el cansancio...

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...