Monday, July 15, 2013

Oscuridad

Estas al borde de un abismo, imaginalo, detrás de ti una escaleras que engullen las tinieblas, difícilmente visibles ya a esta distancia, tu vida a pasado rápidamente frente a tus ojos y el ultimo recuerdo de ello son los pobres escalones que vez al borde de ese arco deforme. Te encuentras parado sobre piedras mohosas de colores esmeralda, grabadas con figuras y letras que solo los que le construyeron podrían entender en su totalidad, algo que esta muy por fuera del vago entendimiento que tienes sobre la vida y que provocan en ti una sensación confusa, entre miedo y asombro, asco, es tan mixto que difícil entenderlo.

Al frente esta lo que queda de una torre, lo que parece ser una torre, un campanario tal vez, alguna clase de objeto desconocido de arquitectura olvidada que solo el mismo tiempo podría reconocer y que al ojo humano no es mas que parte de una terrible curiosidad obscena que haz penetrado de manera tan leve que ahora vives con una gran duda existencial sobre ti mismo.

Todo esto es apenas iluminado por una tenue luz que se escurre por tus manos, es tan débil y temerosa, alumbra tan poco a tu alrededor que pareciera como si estuviera aterrorizada de los alrededores, de aquellas estructuras siniestras que decoran las inmensas paredes sin fin que no tienen principio ni final, que se pierden en aquel terrible abismo que te separa de la torre y tu posición actual.

Es aquello lo que mas terror provoca, la inmensa oscuridad del abismo que es imposible penetrar y aunque una voz en tu interior te ruega a que derrames un poco de ese liquido en tus manos otra te grita que no lo hagas, que aquello que habite y duerma en el fondo no debe ser molestado en aquel lugar mismo donde la oscuridad misma juega con algo mucho mas vil de lo que ella misma es, juega con lo desconocido y sabes, en el fondo de tu cabeza, que jugar con lo desconocido puede tener tanto consecuencias maravillosas como terribles... no sabes que hacer al respecto.

La piel se enchina, sientes mucho mas temor del que deberías, sientes como si unos ojos te observaran desde el fondo, son enormes, palpitan con furia y jamas se cierran, penetran el alma y congelan ahí mismo al grado que flaqueas instantáneamente al borde de aquel terrible abismo, como si unas enormes manos te obligaran a ponerte de rodillas y rogar por tu vida ante el amo, maestro y poderoso señor que es, demanda de ti todo y te da de regreso nada, por que así es el abismo.

No quedan muchas opciones, las escaleras no te llevaran de vuelta mas que a una realidad que ya no tiene sentido para ti, todo después de presenciar aquella terrible visión, y el avanzar significa pelear contra el abismo y aceptar su ser, el de un monstruo listo a devorar, el de un enemigo apunto de soltar el golpe final, algo tan infernal que careces de palabras para describir y que sueltan una marea de preguntas obsesivas que siempre terminan en -que vive ahí, que hay ahí-

El salto a la gloria puede ser mas fácil de lo que piensas pero obtener ese conocimiento oscuro, de aquella piedra filosofal que te ha llamado en tus suenos por interminables noches... de incansables batallas que no puedes ganar ni tampoco evitar.

Algo habita en esa oscuridad, no la conoces, no la has visto, pero tienes mas por seguro el hecho de que sea lo que sea, al fondo, habita a través de aquel velo una criatura infernal que no puedes vencer y que día a día pierdes la batalla sin que tu mismo lo sepas.


No puedes ganar, tus esfuerzos son en vano y aunque eso que tanto quieres lo tengas en tus manos también caerás directo a ese abismo y te hundirás hasta ser uno con el pero estas decidido, si haz de caer que sea con todas las armas posibles para que cuando te topes con aquello que habita ahí al menos termines tus días haciendo algo mas que gritar.

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...