Sunday, June 9, 2013

Amanecer

Es sencillo despertar algunas veces, otras se siente como un martirio completo y algunas parece como si la muerte estuviese a la vuelta de la esquina, acompañándonos paso a paso como si buscara llenar una cuota; el cuerpo molido, débil, la luz molesta y escueta, todo es café o dorado, los brillos que matan como si fuera un señor de la noche, el vampiro de seis calles, la confusión entre el crepúsculo y el amanecer, de las pocas veces cuando uno decide olvidarse del tiempo para aliviar las mortales penas existenciales.

El día anterior siempre es fácil, dinero en bolsa, arreglos personales acordes, si uno durmió bien o no es de poca importancia para la noche, por que en las visitas y la eterna fiesta de la vida nocturna todo pasa desapercibido y lo que estaba muerto de pronto tiene mas vida que el la persona mas sana del planeta, con una furia que parece digna del mismo Ares.

Todo es fácil el día anterior, la felicidad abunda con cada sorbo, las tristezas comienzan a llenar vasos, crecen, florecen y se marchitan amores en un santiamén, algunos mas acompañados que otros y otros cuantos viviendo en un mundo de soledad que disfrutan a su manera, durmiendo en los laureles de su propia victoria. Se viene el mundo encima y todos se creen Hércules, inmortales, capaces de derribar al que se les ponga al frente, todo esta bien con el mundo en ese momento y no existe nada que pueda deteriorarlo, ni el dinero, ni la política, las fuerzas judiciales o los enemigos, todo esta en un orden cósmico perfecto.

La noche se vuelve día y llega el momento de la realidad, de choques tan surrealistas que el mismo Dali no dejaría de peinarse los bigotes de tanto asombro.

Una inversión inminente a las concepciones de la vida, tan duras y rapaces que a veces uno termina en los peores lugares con las peores personas en las peores circunstancias, una consecuencia de no poder dominarse a si mismo durante los momentos de éxtasis que se viven. Otros acaban en circunstancias mucho mas interesantes, durmiendo con la esposa del mejor amigo, en algún lugar del cual no tiene recolección o con dinero que no le pertenece, todo puede pasar, la vida esta abierta a todas las posibilidades y solo nosotros sabemos como aprovecharlas, en cualquiera que sea nuestro estado de conciencia.

Si durante estos eventos uno no se ha ganado una visita a los tanques de concreto entonces puede que todavía existan posibilidades para el día siguiente, tal vez, todo dependerá de cuan tan valiente fue uno el día anterior y si es posible rearmar una memoria de los recuerdos que todos tengan.

De esto algunos cuantos estamos seguros que no pasaran de la noche, sus vidas terminadas en el chispazo rápido que es la vida y desapareciendo entre vociferes que cantan -Era tan buena persona, ¿como le pudo pasar esto?- cuando saben que es todo lo contrario, las mentiras son la mascara eterna de la humanidad y nos duele quitarla por temor a romper el protocolo de una mascarada sin fin, la mascarada de la vida.

Todo amanecer, aquí o allá, tiene su propósito, el de los valientes es de salvar al mundo y el de los débiles de buscar su cobijo, pero para aquellos que se adentran en las cavernas de la eterna fiesta solo queda sobrevivir a través de las pruebas que les pone el temible Baco y esperar lo mejor de su furia, que tenga misericordia de aquellos que le rinden tributo y den sanación pronta a sus causas al menos que sean casos perdidos, entonces su hígado fallara y se pondrán de color amarillo. ¡Amarillo!


Un espejo en la pared, reflejando cuadros sin sentido, con una luz oblonga y decrepita, pasando nada mas que los recuerdos confusos de un dolor que perturba la mente, el dolor de no saber que paso la noche anterior... y de donde quedo tu cartera.

No comments:

Post a Comment

Alquimia y Marx

Dice Marx que "todo lo solido se desvanece en el aire", al menos esto lo cita Marshall Berman y lo usa para su libro del mismo no...