Sunday, February 3, 2013

Roto


Es otro año mas, tengo 26, nací el 3 de Febrero de 1987 en el Distrito Federal, también conocido como la Ciudad de México, tengo mas de 20 años viviendo en Tijuana, disfruto de esta ciudad, de su gente y la extraña cultura, no creo poder cambiarla fácilmente, no creo que exista un sustituto como tal.


En mi cuarto de siglo me ha tocado vivir ciertas experiencias que me han marcado, vivir en ciertas condiciones privilegiadas y no tanto, el hecho de tenerlo “todo” no significa que lo tuviera realmente todo, desconozco muchas cosas y labores manuales, en la mayoría de los casos me niego a hacerlas por razones un tanto obvias y en otras por desidia.


Los periodos de incertidumbre vinieron cuando comencé a revolverme con el publico, esto cuando entre a una Preparatoria publica donde un mar de gente se veía ir y venir por todos lados. De convivir con unicamente 30 personas en un salón pase a un universo de posibilidades, ese fue el primer paso hacia un agujero y hacia un camino diferente.


El amor... el amor no lo conozco, entiendo simplemente lo que he visto pero no se como expresarlo, soy estoico, con rostro de piedra, trato, realmente lo hago, pero no es muy natural en mi todo eso, los rezagos de una niñez que no fue completa, que no estuvo bien, no tuve eso en especial y aprendí a odiar primero, a ser déspota, despiadado, la maldad pulsa en mi y así lo seguirá haciendo sin parar, el cinismo es mi padre y la crueldad sigue impresa en mi como el día que aprendí lo que era ser un tirano y lo que era ser derrocado.


Eso paso a los 6 años tal vez, el ordenar a unos amigos que hicieran la limpieza por que yo habría de sufrir si no estaba todo limpio, los maltrate, les grite y eventualmente se cansaron y reaccionaron, fui juzgado de la misma manera y derrocado.


Fue tal vez, al menos de las que recuerdo, la primera vez donde comprendí el concepto de tiranía y opresión mas su contra-parte, que en ese momento no pensé que fuera real.


Ver las dos caras de la moneda me hace reflexionar mucho, la adolescencia que viví estuvo llena de muchas altas y bajas, posiblemente mas bajas que altas, muchas provocadas por mi mismo, nunca caí en excesos por que no lo vi necesario, simplemente vivía en la oscuridad y con un auto-estima por los suelos, en un abismo y una burbuja donde nadie me pudiera tocar, no me relacionaba con nadie, no quería saber nada de nada, la muerte hubiera sido mi mejor amigo pero nunca logramos conocernos de la manera correcta.


Así son las cosas a veces.


Y estas canciones me ponen melancólico, me hacen recordar tantas cosas, tanto que ame pero no tuve el valor ni la experiencia, tampoco tenia las habilidades sociales ni mucho menos la confianza en mi mismo para tratar de convivir, de comprender, mi orgullo pudo mas que yo en muchas de esas ocasiones, caí en la repetición monótona del ser yo, estaba solo, hundido, destrozado, roto, no muerto.


Soy un hombre roto.


Triste, si, melancólico, también, a veces mi mente juega conmigo, me destruye y remolda como gusta, el estar en una guerra sin fin contra ti mismo es lo peor que puedes pedir, no ocupas drogas, no ocupas alcohol, no ocupas vicios, solo te ocupas a ti mismo, tu ser, tu y las ganas de pelear contra ti mismo, contra aquello que todavía no puedes dominar, no importa que tan viejo seas ni experimentado, cuando es tiempo de pelear es muchas veces tiempo de perder, cuando la memoria esta ya impresa hasta el fondo


Nada esta mal afuera, la guerra es contigo y con nadie mas, todo lo que hagas es un reflejo de tu guerra interna por controlar, controlar todo, lo peor es que llegarías a lo mas bajo por lograrlo, la tiranía pulsa en fuerza y no te deja vivir en paz, controlate, controlate.


Un caleidoscopio de memorias brota en tu mente, el sonido deprimente de engranes que abren una puerta al dolor, todavía esta pendiente el que arregles varios asuntos, debes hablar, escribir, buscar maneras de cerrar todo y dejarlo sellado pero no sin haberlo resuelto primero o de lo contrario sera en vano, todo sera en vano.


Solo debo calmarme, ya muchos de estos problemas los he logrado pelear y ganar, las sombras del existencialismo son banales para mi y lo que le siga también, la inutilidad de preguntarse eternamente cual es el propósito de la vida o de que sirve estar vivo es tan imbécil como preguntarme por que respiro, es un proceso natural, la vida es un proceso natural, nosotros somos los que hacemos de ello algo mejor, si no funciona se arregla, no se tira, puta respuesta mediocre común, compra algo nuevo, no puedes comprar un cerebro, corazón o cuerpo nuevo, no todavía al menos pero ese no es el puto punto, el caso es que se debe arreglar y se puede arreglar, solo ocupas quererlo, cambiar, de hacer otra cosa y dejar el camino de la auto-destrucción.


Tengo amigos, de todo tipo, hablo con ellos de lo que sea, me gusta como son, quienes son, me inspiran, a veces hacen cosas malas, no los juzgo y de hecho me divierte saber mas al respecto; tengo un trabajo que me satisface, estoy aprendiendo cosas nuevas y poniéndome a la vanguardia en un campo sobre el cual siempre quise trabajar, la programación, y veo posibilidades de crecer, lo cual me alegra mucho mas ya que en los anteriores mis posibilidades se veían reducidas de manera cuantiosa por gente que tenia posiblemente una década o mas en su puesto, todo aquel que se quiera quedar así puede continuar haciéndolo, yo no, tengo mejores cosas que hacer; estudio una carrera por gusto, la Historia, es lo mio, me entretiene, me emociona, mis compañeros me hacen feliz por que hablo con ellos de temas relacionados, son un buen grupo y espero eventualmente trabajar con ellos, si es que claro ejerzo mi titulo y me especializo en algo de la Historia pero eso estará por verse.


Sigue faltando el amor...


Y tu, tu sabes quien eres, me destrozas completamente y veo en ti lo que vi en mi, quiero ayudarte pero no se como, siento que me ignoras por razones que desconozco pero no puedo dejarte ir, ya lo hice y creo que perdí algo, no se si es por lo sexual o simplemente por que veo algo que pudiera durar, me duele que no lo veas o lo comprendas y espero que nunca llegue a quebrarse algo en mi o de tu boca salgan las palabras mágicas que destrozaran mi corazón por que soy tan capaz de destruirte a ti para que nadie mas salga herido ni nadie mas pueda tenerte, sin importarme si debo vivir el resto de mis días en una prisión.


Lo único que pedí en nuestro cumpleaños fue que tu fueras feliz, por que me hace triste el verte en ese estado, y lo único que respondiste fue que querías morir, que ese era tu deseo de cumpleaños y que ya estabas harta de todo, que no podías seguir y te dije que todos estábamos igual, que la vida no es fácil pero todo continua.


Y al día siguiente reímos de eso, el alcohol puede ser un detonante de muchas cosas pero siempre habla mas de uno que cualquier otro, incluso uno mismo aunque lo que dijiste ya lo sabia, siempre me hablas con toda honestidad pero eso no me deja tranquilo, me destruye tanto el corazón como mi salud mental, me deja en incertidumbre de que esperar de ti y me da miedo verte desvanecerte como todo lo que esta a nuestro alrededor y lo único que puedo pedir es que si existe, y de eso no estoy muy seguro aunque algo me intuye que pueda, en la infinidad de todo lo que hay, existir un dios o algo que se le parezca, un ente que en su enfermo delirio pueda encargarse de mover las piezas en contra o a nuestro favor, que el siempre cuide y guie tu camino día y noche, que no teje caer al abismo y que eventualmente puedas encontrar felicidad.


Espero jamas tener que destruirte.


Mi salud va de arriba a abajo, es una cosa o la otra, pero por fin, después de hablar con personas que ya padecieron lo que yo, me explicaron con lujo de detalle por que ciertos síntomas, por que la ansiedad, por que esto y por que lo otro, por fin comprendo problemas que, molestos, no son completamente letales aunque si deben ser controlados para evitar mayores problemas.


Mi humor esta bastante voluble, no pasa una cosa sin que pasa la otra y junto con ello va mi humor que igual va de arriba para abajo, de felicidad a tristeza, de humor a odio, es... difícil de controlar a veces, junto con la ansiedad se vuelve un problema todavía peor pero lentamente he logrado tener control de todo esto.


Estoy roto, mas no acabado, y esto no se acaba todavía.

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...