Wednesday, February 20, 2013

Bebe


Era imposible comprender lo que estaba sentado en esa silla. Una mujer de edad desconocida con una masa descomunal de cuerpo, sus gigantescos brazos se movían como gelatina de un lado a otro y las manos provocaban temblores que se sentían a millas a la redonda, aquella boca se abría y cerraba instintivamente como un pez mientras gemía, gritaba y berreaba algo incoherente.

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...