Saturday, May 25, 2013

Saliva

-¿Quieren ver algo interesante?- Pregunto el Profesor a un grupo de personas que le miraba con atención, tal vez mas confundidos por la manera de vestir de este, cuadros con círculos y colores que le hacían ver como una caja fuerte, un objeto del cual todos desconocían su combinación. -Claro, si es que les interesa-

-Vamos a ver pues- Respondió una de las personas del grupo.

El Profesor puso su dedo indice derecho en la punta de su lengua y de esta extendió un hilo de saliva que termino por quebrarse y dejar una diminuta gota en su dedo, la respuesta fue unánime entre todos, confusión y asco por el acto.

Seguido el Profesor comenzó a frotar sus dígitos de su dedo pulgar con su dedo indice y medio hasta esparcir suficiente la saliva entre estos tres dedos. Una vez terminado esto extendió los tres dedos y se formo una fina linea plateada entre ellos, nuevamente la sensación fue confusión y asco.

Con su dedo indice izquierdo tomo parte del hilo que se extendía entre el pulgar y el indice para extenderlo, comenzó a extenderlo lentamente y después lo hizo de manera rápida y exagerada, tomando extensiones que no eran comunes para un liquido viscoso de ese tipo. Siguió con los otros dedos de su mano izquierda y una vez terminado agrego los dedos que le faltaban de la derecha, formando una clase de telaraña que extendía de una manera macabra, con un brillo espectacular y una consistencia increíble. El sentimiento comenzó a cambiar de confusión y asco a asombro y asco.

-Las cosas no son lo que parecen- El Profesor junto los dedos de ambas manos y estiro, encogió y giro los hilos hasta formar uno solo, creando así una gruesa linea uniforme plateada que brillaba con un blanco cegador que eventualmente tomo una forma mucho mas solida, una que se podía reconocer por aquellos que le miraban, parecía un metal, plata. -¿Que curioso, no, que algo así pueda ser sin explicación lógica?-

-¿Como lo hizo?-

-Eso es un secreto, pero ahí todavía no acaba nuestra función. Observen mas de cerca y verán a lo que me refiero- Se acercaron un poco mas a el, lo suficiente para denotar su interés y a la vez demarcar una linea de aquel acto que a la mayoría les seguir pareciendo tanto extraño como asqueroso. -Miren-

El Profesor volvió a dar vueltas a aquel hilo hasta que tomo una forma elástica, extendió sus manos y abrió los brazos lo mas que pudo hasta formar una delgada y fina linea, de al menos un metro de largo, la cual daba vueltas constantemente como si fuese una cuerda para saltar. Paro de golpe el giro y soltó el lado izquierdo del hilo, le dejo caer aun sosteniéndolo con la mano derecha y giro sobre su mismo eje aquel hilo hasta formar una clase de trompo enorme parcialmente visible al ojo humano.

-Una buena ilusión óptica, pero eso no es nada nuevo-


-No, pero todavía no he terminado- El Profesor agito fuertemente aquella linea de saliva, la mando al aire, hasta donde pudo, y una vez ahí comenzó a girarla para dejarla caer de golpe, desplazándola de derecha a izquierda, cercenando el cuello de las cuatro figuras que le observaban a el y a su peculiar hazaña. La caída súbita de los cuerpos, sus cabezas rodando por el suelo en todas direcciones y la pequeña laguna de sangre que se formaba a los pies del Profesor no parecieron alarmarlo en lo absoluto -Y su mayor preocupación era un poco de saliva...-

No comments:

Post a Comment

Alquimia y Marx

Dice Marx que "todo lo solido se desvanece en el aire", al menos esto lo cita Marshall Berman y lo usa para su libro del mismo no...