Monday, December 24, 2012

Calaverita


-Hey, si, tu- El hombre casi tiraba el vaso de cristal que sostenía con su mano derecha, sus ojos se alargaban a tal punto que parecían apunto de salirse de su punto fijo y con la boca abierta a tal punto que parecía apunto de caer al suelo. Lo que tenia frente a el no era una mujer, ni dinero, mucho menos era algo que le beneficiara, al contrario, lo que tenia frente a el no era nada mas que un pedazo de hielo en forma de cráneo con un cigarro en la boca y ojos saltones que flotaba en su bebida, cobrando vida de la nada. -¡Deja de verme como un imbécil y sacame de aquí que me voy a derretir!-

-Pero... eres un pedazo de hielo-

-Eso es lo que tu puedes ver, realmente soy una entidad que vive dimensiones arriba de la tuya donde no podrías comprender mi elevada forma por lo que debo reducirme a verme de manera inútil y estúpida- El curioso pedazo de hielo movía la boca como si estuviera viva y de paso movía su cigarro de un lado a otro al hacerlo, era tan real que si el hombre estuviera mas alcoholizado no podría diferenciarlo de una persona real. -¡Sacame de aquí!-

-Que no deberías poder hacerlo tu si se supone que eres tan poderoso-

-Lo soy en otra dimensión, no en esta, no es momento para cuestionar la tela de los planos ni mucho menos la mecánica del universo, lo único que ocupo de tu estúpido ser es que me saques de este vaso-

-Podrías pedirlo de manera mas amable- En respuesta el cráneo levanto la mirada y se quedo viendo fijamente al hombre, cerro el ojo izquierdo levemente, levanto el mentón y disparo su frígido cigarro el cual impacto en el ojo izquierdo y dio como respuesta la caída del vaso, fragmentandolo en cientos de pedazos, liquido brotando por todos lados, empapando suelo y al benefactor que ahora se encontraba de rodillas en un dolor que nunca había experimentado; lentamente el cráneo rodando debajo de una silla hacia la oscuridad desde donde sus ojos saltones observaban los alrededores.

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...