Monday, March 5, 2012

La Pared, la Piedra y el Sol


Juan Comodus vivía al lado de una muralla en una mítica y poderosa ciudad. Para él era un día como cualquier otro, tenía el sol naciendo del horizonte, una comida ligera y se terminaba de preparar para trabajar en el mercado donde vendía especias. Le gustaba levantarse temprano y aprovechar el día, el sol era su mejor amigo decía él, y este se retiro rápidamente para empezar las labores pero no antes sin rezarle al poderoso sol que bañaba su ser y aquella pequeña casa que había construido con sus manos. El Mercado era un bullicio grave, soportable solo por aquella visión mítica del sol que le acompañaba durante todo su día y que no quería perder ya que su casa no recibía los rayos de luz al cierre del día por aquella fría pared. Juan Comodus no tenia más que aprovechar el día y regresar a su casa, con su esposa la cual se encargaba de tener todo en orden para cuando el llegara, pero al hacerlo se encontró su casa bañada en luz, con centenares de visitantes y sin una pared que le bloqueara la vista y eso lo hacía bastante feliz.

No comments:

Post a Comment

Buda

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." - Heráclito el Oscuro Pe...